Sobre el Día del Padre y el importante rol que ocupa

Sociedad 17/06/2017
Soy de las que cree que “un día de…” no debiera existir; por que cada día deberíamos honrar a nuestros padres. Por este motivo hoy escribo desde los afectos perdidos para muchos, presentes para otros.

Todavía tengo papá, como muchos de ustedes y tal vez muchos otros ya no lo tienen.

La manera más genuina de declarar un afecto a alguien es con palabras, los obsequios solamente son un complemento.

Existe un diccionario completo de palabras para usar a diario en donde podemos transmitir nuestros sentimientos a los seres queridos; ¿por qué sabían que  las emociones son lo que fortalecen a un ser amado?

La vida es tan corta, tan simple y sencilla a la vez;  somos  nosotros quienes nos complicamos en las situaciones que se nos presentan.

El día a día, la rutina, las obligaciones, te llevan a pasar por alto dar un abrazo, mirar a los ojos, sonreír, compartir momentos simples, decir te quiero.

El calendario dice que este domingo se celebra el día del padre… Padre, Papá, Tata, Pa, Papucho; es quien ama a sus hijos desde la concepción, quien vela por ellos en interminables noches de llanto, quien se preocupa y ocupa de ellos en las buenas y en las malas; siempre esta. Presente, en cuerpo y alma.

Como las mamás, los papás no cuentan con una enciclopedia que enseña a ser padres.  Se aprende con errores, aciertos y  tropezones.

Lo primordial es involucrarse en este rol de papá; querer ser un papá que escucha, aconseja, comparte, ama, se enoja, reta, cede, coloca límites, abraza, da una palmada.

Lamentablemente, hay papás hoy en día que han olvidado este rol, este papel importantísimo en sus vidas, las circunstancias solo la saben ellos.

Padres separados

Si los sucesos te han llevado a estar separado de tu hijo físicamente porque la relación con su mamá ha llegado a su fin; como papá tenés que procurar mantener, fortalecer, alimentar  el vínculo con tu hijo. No te relajes. Tenés que  estar física y espiritualmente presente en su crecimiento.

Las diferencias las solucionan entre mayores, mantener a los hijos ajenos a esto; busca tu lugar utilizando el diálogo como aliado; evitando discusiones frente a los niños.

No es lo adecuado que nuestros hijos crezcan en un ambiente de gritos y discusiones permanentes. Con el correr de los años son recuerdos imborrables en sus memorias.

Los papás gozan de un rol súper importante en la vida de los hijos, desde que nacen hasta que son adultos.

¿Se dieron cuenta que tienen una visión diferente de las cosas?; en cuanto a nosotras las mujeres y no me digan que no!; ante situaciones extremas los hombres suelen mantener la calma.

Los papás son seres súper ocupados y pasan mucho tiempo fuera del hogar; más que las mamás en muchos casos, porque en muchos casos llevan la mayor carga horaria laboral y/ o de costos en el hogar; pero no por eso dejan de tener un rol importante en la crianza de los chicos y las mamás no tenemos que excluirlos del día a día.

Se debe compartir, se debe charlar y debatir como los criamos y qué rol va a cumplir cada uno.

Desde la panza

Es primordial que el papá esté al tanto de todo lo que acontece en el seno familiar; la mamá no debe ocultar situaciones o acciones que pasan cuando papá  está ausente.

Al padre hay que hacerlo partícipe de todo desde el mismo momento que nos enteramos de que estamos esperando un bebé, deben sentirse parte e importantes y entender que el bebé los necesita; y así con el correr de los años.

En el caso de las hijas mujeres el papá es su amor imposible, es una relación maravillosa que cuando los papás la descubren alrededor de los 3 o 4 años aproximadamente les cambia la vida. Se derriten con las niñas de la casa.

Los papás y los hijos varones tienen una gran relación con el correr de los años, comparten grandes charlas, partidos de fútbol, diversos deportes porque a los hombres les gustan todos, asados y todo lo que a los hombres.

Muchas veces los papás se ven proyectados en sus hijos. Pero hay  papás ausentes y seguramente son bastantes, no voy a ahondar en este tema pero si decirles que la vida es una sola; que los hijos crecen y tienen memoria.

Es sumamente doloroso saber que hay niños que no ven a su papá silo tiene, que pasan días, meses y años sin saber de ellos, cumpleaños, navidades sin una llamada o un mensaje; los primeros pasos, la venida del ratón Pérez, el primer año de vida, el vals de los 15 y siguen ausentes

¿Por qué tanta ausencia emocional y física?; ¿qué produce este alejamiento de los hijos?

Nada pero nada puede ser tan grave como “olvidarse” que tienen hijos, que requieren de afectos y alimentarse y vestirse entre otras tantas necesidades.

Madres con ambos roles

Y hay mamás que cumplen un doble rol, por la ausencia física del papa; a ellas también va mi admiración porque se ponen en la espalda esa responsabilidad tremenda.

Este día del padre seguramente para muchos será especial; tal vez por ausencias recientes, o porque se convirtieron en papá por primera vez.

Recomiendo disfrutar de los pequeños y grandes momentos; en las cosas simples de la vida están esos gratos momentos.

Verlos dormir, verlos reír, compartir películas, juegos, historias, paseos, charlas, debatir, dialogar, admirarlos en sus logros diarios, respetarlos, aconsejarlos, amarlos; les puedo asegurar que al hacer estas “pequeñas grandes cosas” se van a sentir los papás más felices de la tierra.

Y como hijos respetemos, cuidemos y valoremos al papá que nos tocó; como dije al principio si tienes la gracia de tenerlo disfrútalo cada día del resto de tu vida.

Por Florencia Zumaeta  - Lic. en Comunicaciones Sociales

Te puede interesar

Comunidad Anclar.me