Apareció el cadáver de una mujer en Córdoba y su hijo fue acusado del homicidio

Nacional 18/06/2017
La víctima había desaparecido hace tres meses, pero su cuerpo fue hallado hoy en un campo. Se cree que el móvil del crimen es económico.
11-BOTELLERO

María Eugenia Cadamuro desapareció a mediados de marzo en Jesús María, y finalmente su cuerpo fue hallado este viernes en un campo ubicado a 35 kilómetros del lugar donde vivía la mujer. Su hijo, Jeremías Sanz, estaba detenido por la "desaparición forzada" de la víctima, y ahora pasó a estar acusado de "homicio calificado".

Eugenia Cadamuro desapareció en Córdoba a mediados de marzo de 2017.

Según confirmaron fuentes policiales, el hallazgo se produjo esta mañana en un establecimiento rural de Villa Gutiérrez, localidad situada a unos 109 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba, al que los investigadores llegaron luego de analizar conversaciones telefónicas entre la víctima y su hijo de 21 años.

El hallazgo del cuerpo se produjo en un campo donde trabajaba su hijo.

Una vez que se encontró el cuerpo sin vida, el fiscal Rubén Almeida, ordenó que se realicen los peritajes correspondientes para determinar si se trataba de María o no. Asimismo, al lugar acudieron familiares de la mujer, quienes la identificaron por la ropa y un tatuaje.

Un informe preliminar de la autopsia, arrojó que la mujer falleció de un disparo en la cabeza con una escopeta, el cual le provocó una gran herida en el cráneo.

El jefe de la Departamental Norte de la Policía de la Provincia, el comisario mayor Félix Quinteros, aseguró que "el sembradío que existe en este lugar lo podría haber hecho el hijo de la víctima", quien arrendaba habitualmente el campo.

Para los investigadores, Jeremías Sanz habría asesinado a su madre por dinero.

Lo cierto, es que la hipótesis de la desaparición de María Eugenia estaba relacionada con un problema de dinero con su hijo. Como se pudo confirmar, la madre de Cadamuro falleció en noviembre del año pasado, y por la herencia había enfrentamientos entre la familia.

Desde la fiscalía aseguraron que el último que vio con vida a la mujer fueJeremías, y que en su vehículo detectaron manchas de sangre relacionadas con el hecho.

Ahora, el joven seguirá detenido en la prisión de Bower y será imputado por “homicidio agravado por el vínculo” y nuevamente indagado por el fiscal.

Te puede interesar