Portugal: Aumenta a 62 la cifra de muertos en el incendio forestal

Internacionales 18 de junio
Según el primer ministro portugués, 'esta es sin duda la peor tragedia que hemos conocido en estos últimos años'
11-BOTELLERO

El incendio forestal que afecta una zona del centro de Portugal causó la muerte de al menos 62 personas y 59 heridos, señaló hoy el secretario de Estado en el Ministerio del Interior, Jorge Gomes.

Al menos 18 cadáveres fueron recuperados de automóviles carbonizados, añadió Gomes desde el comando de la Defensa Civil en el término municipal de Pedrógão Grande, unos 200 kilómetros al noreste de Lisboa, una superficie de 128 kilómetros cuadrados en la que residen 4000 habitantes principalmente dedicados a la agricultura aunque también a la producción textil.

Asimismo, se informó que otras tres personas murieron por asfixia cerca de un cementerio.

En medio de altas temperaturas y fuertes vientos que hacían virar las llamas -que siguen sin control-, el incendio atrapó en la carretera a numerosas personas que trataban de huir. Se trata del más grave en décadas en Portugal y los bomberos están conmocionados por la rapidez con la que se extendió.

Defensa Civil informó que 692 bomberos combaten el incendio con 224 vehículos y dos aviones hidrantes. El fuego comenzó ayer por la tarde y por motivos que aún se desconocen.

La Unión Europea (UE) ofreció hoy ayuda al país luso. "Se hará todo lo posible por ayudar a las autoridades y a las personas en Portugal en esta emergencia", señaló el comisario Christos Stylianides.

A pedido de Portugal se organizó el envío de aviones hidrantes. Francia garantizó ya el envío de tres y también España se comprometió a enviar aeroplanos.

El presidente del país, Marcelo Rebelo de Sousa, voló al lugar de la tragedia durante la noche y habló de una "situación sin precedentes". También se mostró conmocionado por la situación el primer ministro António Costa, que sigue los hechos desde la central de la Defensa Civil en Carnaxide, a las afueras de Lisboa.

Hay pueblos "totalmente rodeados por el fuego", dijo durante la noche el alcalde de Pedrógão Grande áValdemar Alves.

Antecedentes

Una ola de incendios sacudió Portugal el año pasado y devastaron más de 100.000 hectáreas de su territorio continental.

En la isla turística de Madeira, donde el fuego causó tres muertos en agosto, 5.400 hectáreas fueron devoradas por las llamas en 2016 y unas 40 viviendas quedaron destruidas.

En 2003, varios incendios dejaron una veintena de muertos. Y en 1966, 25 militares murieron por un violento incendio al que habían intentado controlar en vano.

Te puede interesar