Informe Especial: ¿Es posible identificar a un abusador sexual?

Sociedad 19 de junio
El aumento de condenas por delitos contra la integridad sexual alertan a una sociedad preocupada y muchas veces desinformada. InformateSalta habló con profesionales sobre este flagelo.

¿Cuántas veces vivimos una situación de angustia en la calle, que nos hizo sentir miedo a sufrir un ataque? En una parada de colectivo, en una plaza, inclusive dentro de una institución o nuestra propia casa, ante esos interrogantes, InformateSalta dialogó con distintos profesionales para conocer cuál es el abordaje integral de un caso de abuso sexual.   

Matías Arroz, licenciado en psicología, asegura que “es bastante complejo detectar a un abusador”, porque la sociedad maneja en su imaginario un perfil que no es el predominante. “El abusador sexual callejero, que puede atacar en la vía pública, que no conoce a la víctima y la agarra medio al boleo representa el 30% de los casos”, explicó.

Sin embargo contó que “la mayoría de los abusadores por lo general suelen tener un trabajo estable, estar bien vestidos, hablar bien, son apegados a la norma, por lo que se camuflan bastante bien”, explicó.

Matías Arroz
Psicólogo Matías Arroz.

Marco jurídico

Una persona víctima de un abuso sexual no sólo deberá realizar una terapia para sobrellevar el daño moral y emocional sufrido, sino que deberá afrontar un proceso legal, ya que al ser un delito penado, tendrá que radicar una denuncia.

El abogado José Fernando Teseira contó a InformateSalta que “en ocasiones nos toca defender los derechos de quien ha sido víctima de este tipo de delito, que ha denunciado una situación de abuso sexual y en otros casos a quienes resultan ser denunciados por esos mismos hechos”.

La víctima tiene dos derechos fundamentales, “impulsar una actuación penal y solicitar una reparación de daños y perjuicios por el daño ocasionado”. Si abordan un caso desde el lado del imputado, “lo primero que hacemos es informarle nosotros no juzgamos a las personas simplemente defendemos su derecho y lo que hacemos es ejercer control en las pruebas que se produjeron en la investigación penal preparatoria”.

Abogado José Fernando Teseira.

Un abordaje social

La consumación de este delito, que provoca un gran daño en las víctimas puede ser prevenida desde el abordaje social, en las instituciones y con la familia. Azucena Romero, asistente social del Ministerio de Derechos Humanos y Justicia contó: “El mejor abordaje es poder fortalecer los factores protectores. La escuela, el centro de salud, la iglesia, un club deportivo, las instituciones que forman parte de la víctima y su grupo familiar”.

En ese contexto resaltó la importancia de prestar atención a indicadores. “Hay que considerar en el área de educación, los cambios de conducta del niño que son bruscos, problemas de aprendizaje, un retraimiento, evitan el contacto con otros compañeros, se aíslan. Falta de participación en el aula. Las víctimas de abuso suelen tener miedo, perder la confianza y sentirse solos”, aseguró.

No te pierdas el próximo capítulo sobre esta temática que saldrá publicado el próximo miércoles por InformateSalta.

Te puede interesar