Convirtió la vidriera de su local en un “muro de chorros”

Sociedad 06 de julio
Cansado de sufrir robos, un comerciante escracha con fotos a los ladrones que captan con la cámara de seguridad. Serían varios los negocios que optan por la misma modalidad.

El dueño de un bazar ubicado en calle Urquiza, entre Ituzaingó y Pellegrini, harto de ser víctima de ladrones, quienes se hacen los distraídos para “guardarse” productos, creó un “muro de chorros” en la vidriera de entrada de su local.

“Hace años no solo vienen de a una, sino de a tres, de a cuatro, tienen mucha técnica. Tenemos un buen sistema de vigilancia con el que podemos hacer zoom y otras técnicas para tener pruebas y más que nada para proteger la integridad de las personas,” dijo a Canal 11.

Muro de chorros

Al parecer, los más elegidos para este tipo de delitos, quizás porque pueden pasar desapercibidos son los ancianos y los niños. “Hace unos días fue una señora de unos 70 años con dos chicos que deben ser los nietos,” contó.

El invierno, época del año en el que se usan abrigos y ropa un poco más holgada, es la temporada favorita de este tipo de delincuentes, sin embargo desde el local adoptaron la medida de no dejar ingresar con camperas grandes ni tampoco con bolsos de gran tamaño.

Te puede interesar