Padres piden por una ley de identidad para bebés no nacidos

Buscan validad un dolor que los acompañará toda la vida. “El nombre, el ritual de despedida y el respeto es muy significativo para el proceso de duelo”.
1487106942386
Foto El Tribuno

Comúnmente se dice que las personas no están preparadas para afrontar la pérdida de un hijo, pero lo cierto es que son muchos los que caminan a diario con ese dolor. Peor aun cuando no existe ningún registro de su paso por esta tierra. En la Argentina los bebés no nacidos son considerados como NN, no forman parte de las estadísticas y mucho menos se estudia la causa de su muerte. La fundación Era en Abril, lucha por una ley de identidad.

La vida de Jésica Ruidíaz, cambió con la llegada de Sofía, quien la coronó como mamá el 27 de febrero de 2006. A los dos meses la pequeña falleció dejando un vacío que jamás podrá llenar pero con el que aprendió a vivir. Su experiencia la motivó a buscar ayudar y terminó creando la fundación que hace un año presentó un proyecto en la Cámara de Diputados de la Nación, donde pelean por una ley de identidad para bebés fallecidos en el vientre materno.

Su actividad comenzó con las intenciones de crear un grupo de autoayuda, pero en una de las reuniones descubrió que: “Los bebés que mueren antes del parto son NN. Muchos dijeron que los certificados de defunción están a nombre de un NN o feto hembra o macho muerto, algo que es muy crudo. Muchas veces no se les entrega el cuerpo y a los que sí no en las condiciones que debería ser, tampoco forman parte de las estadísticas”, contó en diálogo con InformateSalta.

Las historias la motivaron a profundizar en el tema y buscar la forma de ayudar y contener a esas familias, ya que es importante que “desde las leyes se deje de decir que no existieron porque sí lo hicieron para esa familia y para esos padres”, sostuvo. Y añadió que es muy importante “validar este dolor, poniéndole nombre y respetando el duelo de las familias”.

Jésica Ruidíaz, fundadora de Era en Abril.

El proyecto que fue aprobado por unanimidad en la comisión de legislación general y que no logró acuerdo en la comisión de salud busca la creación de un registro de muertes fetales donde se pueda anotar al bebé con el nombre que sus padres eligieron. “Esto no se trata de derechos patrimoniales, sino de un derecho a la identidad. Los bebés ni siquiera son registrados llevan a un duelo mucho más complicado, porque se lo minimiza”, explicó a InformateSalta. 

La identidad hace que el duelo sea tomado en cuenta, que la familia acompañe desde otro lugar y la sociedad no minimice esto”, contó añadiendo que poder realizar un ritual de despedida, del credo que sea hace que el proceso de duelo pueda ser encausado. Por ello la importancia de la entrega del cuerpo en condiciones basadas en el respeto.

Finalmente el registro de todos los datos para poder indagar las causas de esa muerte, “que formen parte de las estadísticas para poder investigar y elaborar políticas de salud para su prevención”. El registro es voluntario y ayudará a que se investigue y creen políticas públicas al respecto.

Estudios confirman que el 60% de las madres que atraviesan una pérdida de estas características sufren profundas depresiones que pueden perdurar por décadas y llegar a necesitar la intervención de un médico psiquiatra. También ocasiona el 70% de las separaciones por falta de comunicación. "Volver a intentarlo significa vivir un nuevo embarazo con muchísima ansiedad”, por eso la necesidad de validar y darle identidad a ese ser querido que ya no está.

No te pierdas la próxima entrevista de esta investigación realizada por InformateSalta. 

Te puede interesar