Sin avances, dos fiscales investigarán el crimen de Jimena Salas

Justicia 10/07/2017
El procurador de la provincia pidió al gobernador Juan Manuel Urtubey que se ofrezca una recompensa a quien aporte datos sobre el caso.
multimedia.normal.a2a14b2bfa91df3e.6372696d656e206465206a696d656e612073616c61735f6e6f726d616c2e6a706

Sin pistas. Pasaron casi seis meses desde que el marido de Jimena Salas la encontró en el comedor de su casa, en el barrio San Nicolás en Vaqueros, golpeada y ensangrentada. Hasta la fecha no hay detenidos, por eso el procurador de la provincia dispuso que dos fiscales trabajen en el esclarecimiento del caso. Además le solicitó al gobernador Juan Manuel Urtubey, que se otorgue una recompensa a quien aporte datos de algún posible sospechosos.

Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix serán los encargados de buscar al responsable del homicidio que enlutó a los salteños y que a pesar del inusual número de diligencias no han permitido imputar a nadie. Hasta el momento se tomaron más de 15 testimoniales, y se pidieron imágenes de más de 20 domos del Centro de Video Vigilancia, que hasta la fecha no fueron revisadas, según el testimonio del propio Cajal.

En cuanto al teléfono celular de Jimena, lo único que falta en el domicilio, fue encontrado roto y ya se encuentra en manos del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde personal especializado analiza los restos del aparato en busca de obtener algún dato de relevancia que pueda contener, pericia en la cual la fiscalía mantiene expectativas respecto a distintas líneas de investigación que se encuentran en curso.

La investigación se extendió a su vez a otras provincias vecinas en busca de pistas y rastros de posibles sospechosos, como así también  la ubicación de un vehículo, cuyas características ya fueron difundidas, que habría estado en los alrededores de la vivienda de Salas al momento del crimen.

Te puede interesar