Vive con 39 esposas, 94 hijos y 33 nietos bajo el mismo techo

Medios 11/07/2017
La familia poligámica de Ziona sigue una doctrina de una secta religiosa.
DSC_0036

Para muchos adultos, casarse y formar una familia es una decisión lógica y acertada. No obstante, todos suelen planificar -con mayor o menor acierto- el número de hijos que pueden llegar a tener.

La familia poligámica de Ziona, cuenta con 39 esposas, y es quizás la más grande del mundo. Sin embargo, su ahínco no tiene que ver solo con el amor, sino también con cumplir con la doctrina de la secta religiosa que fundó su padre.

39 esposas, 94 hijos y 33 nietos forman la familia más grande del mundo, Ziona, de 67 años, piensa seguir ampliándola, tal y como dictamina su religión.

 


El padre de Ziona fue el fundador de la secta cristiana "Chana Pawl" en 1942, un grupo religioso que hoy suma más de 2.000 seguidores.


Todos ellos viven en la aldea de Baktawng Tlangnuam, en la India, donde practican sus rituales. La religión acepta la poligamia y se la toma muy en serio. Incluso demasiado, solo el año pasado, Ziona tomó 10 nuevas esposas.
 


Ninguna mujer de Chana Pawl está obligada a casarse ni formar parte de una familia poligámica. Al contrario, se sienten contentas y seguras de hacerlo, ya que la mayoría proviene de familias pobres.


Cada día, Ziona asigna las tareas domésticas y confía en su primera esposa para supervisarlas todas. Cada mujer tiene un encargo diario que llevará a cabo con la mayor diligencia posible, con o sin ayuda.


Por regla general las mujeres de mayor edad se encargan de la comida y las tareas domésticas, mientras que las jóvenes, hijos y nietos adolescentes o en los cultivos familiares. Los hijos mayores y más hábiles se encargan del taller de ebanistería, famoso en el lugar.


Solo paran para comer todos juntos como cualquier familia tradicional. Una tarea nada sencilla, ya que entre todos pueden comer 46 kilogramos de arroz, 25 de legumbres y 35 de carne al día.


Para lograr tal hazaña, Ziona construyó una gigantesca casa cerca de la montaña. La casa tiene más de 100 habitaciones, incluyendo varios dormitorios comunales para sus hijos y esposas. Para hacer las cosas más fáciles, Ziona coloca a las esposas jóvenes más cerca de su dormitorio y las esposas mayores más lejos.
 


La familia también cultiva su propia comida y ganado, funcionando como un pequeño pueblo se tratase.


Aún no ha designado un heredero para el clan familiar y hasta entonces piensa seguir al frente.

Te puede interesar