En el cuerpo de Jimena Salas había material genético de dos hombres

Justicia 11 de julio
La fiscalía hizo 30 cotejos con su familia y el viudo pero ninguno coincidió. Los fiscales, Rodrigo Miralpeix y Pablo Paz, manejan la hipótesis de un robo frustrado.
rodrigo miralpeix
Fiscal Rodrigo Miralpeix

Los fiscales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix investigarán juntos el crimen de Jimena Salas, ocurrido hace seis meses en Vaqueros y donde hasta la fecha no hay sospechosos ni imputados, tras una decisión del procurador de la Provincia Pablo López Viñals. Hoy en conferencia de prensa dijeron a InformateSalta que se identificaron dos materiales genéticos masculinos en el cuerpo de la víctima.

La escena era muy cruenta y fue correctamente reservada. Se encontró perfil genético de dos masculinos en el lugar y en el cuerpo de la víctima, sobre todo en las manos, así que estamos buscando a dos personas”, sostuvo Miralpeix, quien además desmintió que las muestras hayan sido contaminadas por un policía, “lo que surgió sobre la intervención de la huella de un policía, fue descartado, es falso”.

Su par Pablo Paz, añadió que con las pruebas encontradas “se hicieron más de 30 cotejos con diversas personas, no sólo con el entorno familiar sino desde lo externo y no hay resultados. Lo que sí es importante señalar es que tenemos los rastros genéticos de los homicidas”. “Hubo una gran defensa por parte de Jimena y eso permitió tener rastros genéticos de los sospechosos”, añadió.

Pablo Paz

Respecto al móvil del crimen ambos sostuvieron que manejan diversas hipótesis, pero que la más fuerte indica un posible robo frustrado, a pesar de que el esposo de Jimena, Nicolás Cajal aseguró que era muy cuidadosa respecto a la seguridad de la vivienda. “Estimamos que fue alguien que logró ganarse su confianza por una situación eventual, alguien que intercambió algún tipo de palabras y de esa manera ingresó a la casa”, dijo Miralpeix.

Otra de las dudas que podrían hacer caer esa hipótesis fue que las hijas de Jimena, fueron encerradas en el baño, lo que puede ser tomado como una acción de protegerlas. Al respecto los fiscales dijeron que se les tomó declaración 48 horas después del crimen y bajo todos los recaudos que prevé la ley.

Nicolás Cajal fue detenido ni bien se supo del hecho, pero lo liberaron horas después, sobre su situación en la causa el los fiscales dijeron que “no se descartó nada, aunque no hay nada que lo vincule directamente”.

jimena salas

Pericias demoradas

Una de los grandes vacíos en la causa es la tardanza en el análisis de información recolectada. Pablo Paz aseguró que se trata de “un caso complejo” y aseguró que las cámaras de seguridad de la zona cercana a la casa del barrio San Nicolás en Vaqueros ya fueron analizadas, restan conocer los domos de la ruta, donde se encontró su teléfono celular destruido. Lo único que los homicidas se llevaron de la casa.

La sábanas de llamadas ya fue pedida, pero además tienen información que da cuenta que hubo “más de 500.000 interacción comunicacionales en el momento del hecho, en esa zona y que aún no fueron analizadas”.

Vaqueros1

Finalmente reconocieron que existe mucho volumen de información y pocas manos para analizarla. “Respecto a los recursos, nosotros venimos teniendo conversaciones con la procuración y con el Ministerio de Seguridad para que de alguna manera tener algún tipo de colaboración de personal para el análisis respecto a las cuestiones telefónicas”.

Te puede interesar