La desafiante crítica de Héctor Aguer contra el "sentirse bien" que apunta a Mauricio Macri

Sociedad 15/07/2017
El arzobispo de La Plata cuestionó el uso creciente del yoga y los mandalas.
arzobispo la plata 2
El Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de La Plata, Héctor Aguer, se expresó en contra del yoga. - Foto: Archivo

Infobae/ El Arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, siempre provoca controversia con sus opiniones. Tras cuestionar la masturbación ("es animaloide"), vincular al divorcio como causa de los femicidios o considerar el reparto de preservativos como "corrupción sexual", el sacerdote ahora cargó contra la "moda cultural" del "sentirse bien" asociado con las prácticas como el yoga y los mandalas, entre otras prácticas del New Age. Y en ese rechazo apuntó con un tiro por elevación al presidente de la Nación, Mauricio Macri, usuario frecuente de este tipo de ejercicios espirituales.

En una columna, Aguer reconoció que "nadie quiere sentirse mal", pero cuestiona que se "imponga como moda cultural el recurso a antiquísimas prácticas orientales, sobre todo la meditación yoga". 

"El actual presidente de la Nación, para sanar la tensión que en su momento le causaba la campaña electoral, acudió a una 'armonizadora espiritual budista', resaltó.

Con una dura crítica, Aguer no dudó en calificar a la "meta del sentirse bien" como una "domesticación occidental de viejas prácticas orientales", marcadas por "un fuerte sentido de autorreferencialidad y afirmación narcisista de sí". "En cambio, la orientación filosófico-religiosa del hinduismo incluye una tendencia panteística y de disolución de la persona", contrapuso.

El sacerdote se manifestó contrario a la tradición oriental e hinduista, y en particular cuestionó ideas como el karma, al afirmar que se "oponen totalmente a la revelación bíblica, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, a la doctrina católica sobre el alma como forma del cuerpo y a la esperanza de resurrección de los muertos" que son, concluye, "verdades teológicas y antropológicas de las que se siguen afirmaciones éticas y propuestas determinadas de comportamiento".

"Occidente ha perdido su identidad cultural, forjada por la sabiduría griega, el derecho romano y el cristianismo, con el que entraba también el pensamiento semítico. Ahora mira, deslumbrado y menesteroso, al Oriente no cristiano, extrabíblico", fustigó el titular Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas en su columna publicada en un matutino porteño.

Te puede interesar