“Vivo en la calle, no tengo nada, ni siquiera un perro”

Sociedad 28 de julio de 2017
Así lo manifestó Roque Arellanos, el indigente que reclamaba una cirugía apostado en las puertas del hospital San Bernardo. Aseguró tener obra social y necesitar urgente la intervención. “Me duele mucho, me duele mucho,” gritaba. Su testimonio antes de ser asistido por el Operativo Abrigo.

Roque Manuel Arellanos, el indigente que esperaba ser atendido ayer en el hospital San Bernardo por una pronunciada hernia abdominal, cuya historia se hacía eco InformateSalta, habló ante las cámaras de Canal 11.

No me atienden, hace cinco días que estoy tirado acá y no me atienden. Tengo obra social, tengo PROFE, o sea que no le va a faltar ni una moneda. Ya me cansé, la policía, la guardia, me saca c*…, ‘espera afuera, espera afuera’, no me deja ni estar ahí sentado,” dijo.

El hombre, recostado sobre una colcha en las puertas del nosocomio, confirmó ser policía retirado tal como se difundió desde el primer momento y estar en situación de calle. “No tengo nada. No tengo ni un perro, por lo menos si tendría un perrito a mi lado,” contó.

Si bien recibe ayuda por parte de la gente que movilizada por su situación le acerca alimentos, Roque reclamó atención urgente. “Me duele mucho, me duele mucho,” se quejó.

 

Te puede interesar