Magalí, la hermanita de Thiago que logró salvar su vida

Justicia 31 de julio
En su reporte, la Junta Médica que examinó a Magalí, tras ser rescatada luego de la muerte de su hermanito, reveló un cuadro aterrador de lesiones en la menor, quien además presentaba una grave desnutrición crónica y síndrome anémico. Informe especial de InformateSalta.
Caso Thiago
Caso Thiago

Del examen de la niña, el informe de los peritos indica quemaduras AB en un 7 % en la mano derecha, con fractura en cuarto dedo de la mano izquierda. Además, los  médicos indicaron que se tratan de lesiones de larga data, producidas por golpes, por raspaduras, por quemaduras y otras acciones ejercidas en perjuicio de la menor.

En total, los peritos encontraron en Magali las siguientes lesiones: 4 en elcráneo, 4 en el cuello, 11 en el miembro superior derecho, 8 en el miembro superior izquierdo, 38 en la zona del tronco, 2 en el abdomen, 7 en región lumbar, 21 en miembro inferior derecho y 24 en miembro inferior izquierdo.

Esta distribución de lesiones hace un total de 119 lesiones en el cuerpo de Magalí, la menor que fue recuperada luego de ocurrida la muerte de su hermano, Thiago,  de 4 años, quien llegó al hospital con un cuadro de supuesto bronco aspiración.

Respecto a Thiago, como ya se ventiló en el debate, la cantidad de lesiones ascendió a 276. De estas, se calcula que 168 son de carácter excoriativas, cuyo mecanismo deviene de ser rozados con o contra una superficie rugosa. Se detectaron, al menos, 20 hematomas, productos de golpes, mientras que en el cuerpito de Thiago, los forenses contabilizaron, al menos, 87 cicatrices de lesiones, ya sea de excoriaciones, todas ellas de larga data, prueba del calvario que padeció el menor.

Además, se detectó una lesión ulcerosa, lo que indica la existencia de una infección. Respecto a la “oreja de cartón” o de “boxeador”, los peritos indicaron que esta patología es una deformidad adquirida en el pabellón auricular, la cual se produce cuando el cartílago es lesionado por un accionar traumática repetitiva. Se cree que ese accionar son tirones de oreja, accionar que se repetían constantemente y que llevaron a esa patología en su oreja.

Los peritos indican que a medida que la lesión en el oído se cura, la oreja llega a doblarse sobre sí misma, lo que da un aspecto pálido. Hay que tener en cuenta que se trata de un niño de 4 años, quien registraba un peso de 14 kilos, dos por debajo de lo normal, mientras que Magalí tenía un peso aún menor, de 17 kilos, casi 9 por debajo de lo normal para una nena de su edad.

Todo indica, hasta ahora, que las lesiones fueron el producto del accionar sistemático y cruel de los principales acusados, quienes habrían llevado adelante este maltrato por dos años, desde que recibieron a los menores en el año 2013. Lo que habría motivado los castigos brutales, según las testimoniales que se sumaron en el debate, tendría que ver con la resistencia de Sánchez y Senise a recibir a Thiago y Magalí, quienes fueron impuestos al momento de ser otorgados junto a otros dos hermanos mayores, quienes a todo esto tuvieron un trato diferencial y sin violencia.

¿Qué llevó a los acusados a desplegar este maltrato sistemático en la vida de estos dos niños? ¿Será acaso por placer? Estos, son tal vez, los principales  interrogantes de este caso, el cual seguramente traspasará la historia criminal de Salta por el grado de brutalidad infringido a las dos pequeñas víctimas, quienes no sólo no representaban ningún peligro para nadie, sino buscaban un hogar, alguien que los cuide, finalidad que la justicia ni el estado pudieron proveerle.    

Te puede interesar