Ella mató a golpes a su esposo, pero fue dejada en libertad

Justicia 31 de julio
Nancy Quispe está acusada de matar a golpes a su esposo, pero sin que nadie entienda por qué, le otorgaron prisión domiciliaria. Los familiares de la víctima, Nelson Olarte, no pueden ocultar su indignación.
1501469407171

La familia Olarte reside en Villa Los Álamos, Cerrillos. Desde que Nelson fue ultimado a golpes, presuntamente a manos de su esposa, Nancy Graciela Quispe, para los hermanos del hombre ya nada es como antes.

"Lo peor es que nos enteramos de que la culpable ya no está presa. No entiendo por qué le concedieron la prisión domiciliaria si ella no está apta para cuidar de sus hijos", manifestó Yanet Olarte, hermana de la víctima.

Ella era siempre violenta, incluso se peleó con mi hermana por haber golpeado a mi hermano. Le decíamos ¨No te pases Nancy, tampoco le pegués así¨. Nosotros llegábamos y lo veíamos todo golpeado. No nos decía nada, quizá por vergüenza. Solo nos decía que se cayó. Al final siempre nos terminábamos enterando que ella lo golpeaba” relató tiempo atrás Yanet, hermana del fallecido Nelsón Olarte.

Quispe, conocida como "Naná", tuvo tres hijos con la víctima: una niña de 11 años, un niño de 10 y una bebé de ocho meses.

"Quizá habrá pesado que ella es mamá y tiene hijos chicos, pero ella no era buena madre; de buena madre, cero. Dejó a los chicos sin padre", añadió.

"Lo único que a ella le importaba era la plata, nada más. No le importaba Nelson, el afecto. Solo le interesaba que él trabajara cada vez más para tener plata", aseguró.

Los familiares de Nelson Olarte contaron que se anoticiaron del beneficio a Quispe días atrás.

"Nos da rabia que desde el Juzgado no nos hayan avisado antes sobre la decisión tan importante que iban a tomar. Ellos nos deberían haber informado. No les importó que no supiéramos", hicieron hincapié.

Una mañana la familia escuchaba una radio FM y supieron sobre la determinación.

"Escuchamos la noticia, así que fui a preguntar a Ciudad Judicial y me dijeron que ya no estaba detenida, que la habían liberado pero que tenía que mantenerse en su domicilio. Fue un balde de agua fría saber eso", dijo la hermana.

Seguidamente "nos dijeron que si requeríamos mayores datos teníamos que presentarnos con un letrado. No me explicaron por qué la soltaron. Nosotros no tenemos plata para pagar un a abogado pero últimamente pienso en hacer un esfuerzo. No importa lo que haya que pagar, quiero hacer todo lo necesario para que mi hermano esté tranquilo y pueda descansar en paz", finalizó.

Golpearlo hasta matarlo

El sábado 11 de marzo pasado por la tarde Nelson Olarte se reunió con amigos y allegados a ingerir bebidas alcohólicas. Por motivos que aún se investigan hubo un conflicto con su mujer. En la sala de la casa ella lo golpeó, episodio que luego continuó en una habitación.

Esa noche él se quejó de dolor de estómago. El lunes fue al hospital de Cerrillos donde le dieron un ibuprofeno. Horas después una de sus hermanas lo llevó a la salita del barrio. Debido a la gravedad del cuadro fue trasladado en ambulancia al hospital San Bernardo, donde fue internado en terapia intensiva y murió el martes poco después de ser operado. Tenía gravísimas heridas internas.

Nancy Quispe fue imputada por homicidio calificado por mediar relación de pareja, y declaró durante la audiencia ante el fiscal penal 4 Ramiro Ramos Ossorio. Dijo que discutía con su marido y padre de sus tres hijos por cuestiones económicas y que en determinado momento, cuando era agredida, intentó defenderse tomando el palo de una escoba y le propinó golpes.

En sus fundamentos el fiscal señala que la mujer golpeó a la víctima con golpes de puño, patadas y con objetos contundentes, quien se encontraba en estado de indefensión por estar alcoholizado, y que como consecuencia de la agresión recibida, la víctima vio deteriorada su salud hasta que se produjo su fallecimiento por paro cardiorrespiratorio debido a disfunción múltiple por shock séptico por perforación intestinal a causa de traumatismo cerrado de abdomen.

Asimismo, resaltó el accionar deliberado de la mujer, quien a distintos testigos les manifestó abiertamente que lo había golpeado por "andar chupando" y por su actitud de omisión de información que derivó en que su pareja no reciba la asistencia médica adecuada. Sin embargo la mujer recibió la prisión domiciliaria.

Te puede interesar