Un hombre luchó seis años en la justicia para volver a ver a su hija

Sociedad 01/08/2017
Ariel Junco perdió el contacto con la niña cuando se separó de su madre. Ella lo denunció por violencia y le prohibieron acercarse a menos de 200 metros. El viernes se reencontraron.
junco con hija 3
Ariel junto a su hija, tras seis años de espera

Una historia de lucha y perseverancia es la que hoy puede contar Ariel Junco, padre de una niña de siete años a quien vio de nuevo el viernes pasado, tras seis años de golpear puertas en Ciudad Judicial.

Volver a verla fue muy emocionante, fue una mezcla de llanto y alegría”, contó en diálogo con InformateSalta. Ariel Junco inició una batalla contra todo pronóstico para recuperar el vínculo con su hija, a quien vio por última vez cuando la niña tenía un año.

“Cuando me separé de la madre de mi hija y ella me denunció por violencia de género, eso generó una prohibición de acercamiento de 200 metros, desde ese momento no pude volver a verla. La primera acción que inicié fue la de reconocerla legalmente, como tenía la prohibición de acercamiento la madre se agarró de eso para demorar los trámites y no me brindó la documentación. Después de dos años logré concretar ese trámite”, relató.

Padres e hijos

Tras darle su apellido inició el régimen de alimentos y de comunicación, pero “la madre nunca fue a firmar, a pesar de haber sido citada varias veces. Le pido que lo haga, quiero darle obra social y lo que marca la ley”, aseguró.

Los trámites para establecer un régimen de visita se iniciaron hace años, primero estaban en manos de una defensora que “tardó tres años y medio para dar dos audiencias insatisfactorias”, contó. Por ello contrató a una abogada particular, Sonia Alberto, quien “me acompañó siempre, es una abogada con una gran vocación, en cuatro meses me destrabó el régimen de visitas”, añadió.

Face

Tras una orden judicial, Ariel volvió a ver a si hija tras seis años de espera, el reencuentro fue de más emotivo, ambos esperaron mucho para volver a mirarse cara a cara. Si bien aún restan resolver muchas cuestiones legales y que el régimen sea respetado en su totalidad por la madre de la niña, la lucha de este padre comenzó a dar sus frutos.

Mi familia me acompañó siempre, mi padre es quien la retira de su casa porque yo no puedo acercarme, siempre estuvieron conmigo y sueño con poder verla con libertad”, finalizó. Explicando que es de vital importancia respetar el vínculo entre los padres e hijos.

Te puede interesar