Orán: Andrés Stanovnik asumió como reemplazo del arzobispo Gustavo Zanchetta

Interior 03/08/2017
"Tenemos que mirar el presente y cuidarnos; el momento es delicado" sostuvo el Monseñor Stanovnik durante su primera misa en la ciudad de Orán como administrador apostólico en reemplazo provisorio de Gustavo Zanchetta.
Andrés Stanovnik

En un mensaje litúrgico que buscó apaciguar las versiones y rumores sobre la sorpresiva renuncia de Gustavo Zanchetta como arzobispo de Orán, el nuevo administrador apostólico que lo reemplazará provisoriamente hasta el nombramiento de un nuevo obispo pidió a los fieles vivir el presente y evitar la disgregación con "lecturas e interpretaciones del pasado".

Andrés Stanovnik ofició la ceremonia religiosa anoche a las 20 en la catedral local, acompañado por los sacerdotes de la diócesis, el intendente Marcelo Lara Gros y el diputado provincial Baltasar Lara Gros, confirmó El Tribuno. 

Stanovnik, actual arzobispo de Corrientes, manifestó en su primera misa que "asumo este período sorpresivo y de sufrimiento para todos hasta la llegada del nuevo obispo".

"Estamos en un período poco extraño; no es parte del camino ordinario de una comunidad cristiana y a mí me sorprendió como a todos la renuncia del monseñor Gustavo", expresó Stanovnik.

Con estas palabras el religioso comenzó a referirse al sorpresivo alejamiento de Zanchetta de la Diócesis norteña, hecho que ocurrió el sábado pasado y que fue dado a conocer a la feligresía a través de una carta dirigida a la comunidad por el propio Zanchetta. En ella adujo problemas de salud que requerían su total atención.

"Cuando se produce la ausencia del pastor, los fieles pasamos como un momento de zozobra porque el pastor es el que mantiene unido al rebaño. Para no entrar en una zona de riesgo, como lo es la dispersión que se puede producir hablando del pasado y haciendo conjeturas e interpretaciones, debemos mirar el presente, cuidarnos de los peligros de la disgregación a través de la lengua, en un momento delicado como este. La gran meta es mantener la comunión y prepararnos con un corazón purificado para poder recibir al pastor que la Iglesia tiene dispuesto a enviarnos", expresó.

El administrador apostólico manifestó también que quiere "rezar con el Pueblo de Dios por la pronta venida de un nuevo obispo, y tranquilizar los corazones de la gente, confirmando su acompañamiento y cercanía en estas circunstancias de transición tan dolorosas".

Informó además que el cuatro de agosto se reunirá el presbiterio para hacer un momento de oración, "para animar en esta peregrinación que nos toca vivir hoy"

El papa Francisco aceptó esta semana la renuncia de monseñor Gustavo Oscar Zanchetta y nombró a Stanovnik como administrador apostólico, aunque hasta el momento se desconoce por cuánto tiempo.

Te puede interesar