Atocha tiene el primer y único cementerio de pájaros del mundo

Sociedad 03 de agosto
Se encuentra en el jardín de la casa donde vivió el poeta José Solís Pizarro. Es un espacio de poesía, de literatura, de respeto para las aves que anidan el lugar y un santuario para enterrar los pájaros silvestres o domésticos que mueren.

Un lugar natural y de respeto, de paz con los animales, sobre todo para aquellas aves que han muerto. Así es el cementerio de pájaros que se ubica en el pueblo de Atocha, el primero y único en el mundo.

“No me recuerdes por mi silencio, sino por mi canto”, es el lema que reza el letrero que da la bienvenida al jardín de una antigua casa, ubicada a 9 km al norte de la ciudad de Salta, un lugar para encontrarse con la naturaleza y para dar descanso a las aves que ya murieron.

Fue Canal 11 quien se acercó al cementerio, instalado en el patio de la casa donde vivió el poeta José Solís Pizarro, quien a lo largo de su vida, apreció el canto y la naturalidad de las aves.

primavera-cantos

Una de las cuidadoras de la casona comentó al medio televisivo que el lugar está dedicado “a quienes nos alegran con sus trinos, son símbolo de poesía, elevan el canto”, en referencia a los pájaros.

El lugar data desde 1921, y al terreno acuden las familias o personas que tuvieron algún pájaro como mascota, o chicos que encuentran aves silvestres sin vidas, se cava un espacio en la tierra, se depositan los restos, se cita o narra una poesía y se da descanso a los animales.

¡Mirá el video y conocé el lugar!

Te puede interesar