Tras 4 años encuentran a Hilario Peñaloza desaparecido en los cerros en 2013

Policiales 06/08/2017
El hallazgo, según informa El Tribuno, se produjo hace dos semanas, cuando los puesteros de El Manzano huían del incendio de pastizales. Los hijos de Peñaloza denunciaron negligencia y precariedad en los procedimientos de la justicia.           
Hilario

Lo vieron por última vez hace 4 años y 2 meses. Hilario Peñaloza, un destacado albañil que vivía en el citadino barrio Juan Calchaqui, se dirigió ese día hasta El Manzano, el paraje donde nació entre los escarpados cerros de la Quebrada del Toro, y nunca volvió. A pesar de que la búsqueda de este hombre de 81 años fue infructuosa, hasta hace dos años sus hijos esperaban verlo torcer el picaporte y que su sencilla imagen vallista atravesara la puerta. Desde entonces comenzaron a masticar la idea de la muerte sin perder jamás la esperanza de abrazarlo y de escucharlo decir sus acertados consejos. Pero hace dos semanas, cuando los puesteros de El Manzano huían del fuego que arremetió contra ese paraje, bajando, una hora a pie, a la altura de El Romasal, hallaron tendidos en el suelo los restos de un hombre, con algunas prendas aún rescatables, un morral con papeles que lo identificaban y una Biblia. Uno de los puesteros, de apellido Guanuco, llevó esta evidencia hasta la comisaría de Campo Quijano, desde donde se desarrolló el operativo para comprobar la identidad de aquellos huesos. Era Hilario Peñaloza, de quién, cuatro años después, no quedaba casi nada.

hilario2

La familia de Hilario, quien tenía cinco hijos propios y varios sobrinos y nietos a los que crió como un padre, sufrió el impacto del luto, se les puso el horizonte negro, se les terminó la esperanza del abrazo, del consejo. En este proceso de asimilar el golpe surgieron los horribles recuerdos de aquellos momentos de búsqueda en 2013, apenas el hombre había desaparecido. Su sobrina Claudia Prieto expresó: "Nos enojamos mucho con la Fiscalía y con el procedimiento, porque tuvimos que comprar linternas, sogas y otros elementos porque el personal no estaba preparado para buscar nada, ni físicamente ni con el equipamiento necesario. Fue todo muy triste y muy precario".

Claudia Peñaloza, la hija mayor de Hilario, solo pudo suavizar sus broncas con el tierno recuerdo de su padre, a quien definió como "alguien realmente bondadoso, de un corazón inmenso, correcto, sincero, honesto, un verdadero ejemplo. Trabajaba mucho, desde que vino del Manzano, muy joven, fue albañil, construyó casas enormes y hermosas. Para mí todos mis primos son mis hermanos, porque mi papá los crió así, igual que a nosotros. Nunca hubiese pensado este final para mi padre".

Claudia, notablemente molesta, dijo: "El jueves pasado me entero que habían encontrado restos y documentación a nombre de mi padre. El fiscal de turno, el doctor Osorio y Nicolás Alonso dieron las directivas de que el lunes recién fueran a recuperar los restos y no nos pareció ni justo ni respetuoso dilatar la búsqueda. El lunes 31 iban a partir a buscar los restos de mi padre desde Quijano, mis hermanos fueron y no había nada organizado, no había gente, no estaban enterados, no tenían un plano. Todo improvisado, desordenado, sin protocolos, igual que cuando se perdió hace cuatro años".

Agregó: "Finalmente salieron y un baquiano los guió porque estaban perdidos. Rescataron los restos, hicieron las pericias, dijeron que estaban pesadas las bolsas, así que el señor Guitián les prestó una mula para bajar los restos. Sentimos indignación por la falta de preparación de la gente".

Te puede interesar