Siguen las bombas de estruendo en los festejos por la Virgen de Urkupiña

Reclamo 07 de agosto
Durante el fin de semana último, con los festejos por la independencia de Bolivia sumados a los de la Virgen de Urkupiña, volvieron los estallidos. Denuncian que se incumple con la ordenanza que prohíbe las bombas de estruendo en las calles de la ciudad.
nota-1129454-norte-recibe-virgen-urkupina-467468

Con motivos de los festejos de la Virgen de Urkupiña y los de la Independencia de Bolivia, la zona norte se transformó en el epicentro de los festejos y los ruidos de pirotecnia provocaron reclamos en los vecinos, que dicen que "la ordenanza está dibujada".

Susana Ramón, de Barrio El Pilar en zona norte de la ciudad, relató a Nuevo Diario el incesante ruido de ayer domingo por la mañana, por un lapso de aproximadamente 45 minutos, en el marco de los festejos en honor a la Virgen de Urkupiña en la Iglesia del Pilar de esa zona.

A esto se le sumaron los festejos por la Independencia de Bolivia. La vecina además advirtió la cercanía del Hospital Materno Infantil y los efectos de los ruidos sobre la salud de quienes están internados, como también en personas que poseen autismo, adultos mayores, recién nacidos y mascotas.

Ramón aclaró que no se trata de intolerancia por estas manifestaciones, sino que es "una cuestión de respeto", además de recalcar el claro incumplimiento hacia la ordenanza que  prohíbe el uso de pirotecnia, y señalar que la reunión que los grupos de devotos mantuvieron con Matías Cánepa, autor de la ordenanza para analizar las alternativas a estos festejos, "fue totalmente improductiva". 

De esta manera, la vecina cuestionó el sentido de "la notoriedad de este encuentro, si al final no cumplen con la ordenanza", además de señalar que el episodio de ayer domingo no es casual, sino que las bombas de estruendo se suceden "todos los días".

A fines del mes de julio, el concejal Matías Cánepa arrancó el compromiso por parte de numerosos grupos de devotos de la Virgen de Urkupiña de encontrar alternativas como pétalos de flores, e inclusive trabajar en la concientización de la contaminación auditiva.

Por su parte Nicolás Avellaneda, subsecretario de Control Municipal, aclaró que la competencia del organismo del que es titular es la del control de la venta en negocios de Salta Capital, pero no descartó que los artefactos sean adquiridos en municipios vecinos, por lo que también señaló la importancia de que se busque una ley provincia que se ocupe del tema. 

El funcionario agregó que al tratarse de una contravención quien debe intervenir es la Policía. Nicolás  Avellaneda hizo hincapié en “hacer docencia” sobre el tema, solicitando que ante este tipo de situaciones los vecinos deben realizar la denuncia al 911.

Te puede interesar