María Eugenia Vidal: "Vayan y ejerzan su derecho a elegir a quienes trabajen para ustedes"

Elecciones 2017 13/08/2017
La gobernadora de Buenos Aires, el principal distrito electoral del país, se juntó a desayunar con su equipo. "Disfruten de este día", dijo.
pro vidal

"Buen día, buen día, ¿cómo están todos?", dijo María Eugenia Vidal mientras entraba al bar La Recoleta de Haedo, donde la esperaban todos sus candidatos. "El voto más que una obligación, por más que estas se llamen PASO, es siempre una oportunidad y un derecho. Vayan y ejerzan su derecho a elegir a quienes quieran que trabajen para ellos. A todos los bonaerenses y argentinos, vayan a votar y disfruten este momento. Es un día lindo como papás de nuestra hija Camila que tiene 16, que puede optar por votar y va a votar", afirmó la gobernadora, rodeada por Esteban Bullrich y Graciela Ocaña.

Al ser consultada por los periodistas, la funcionaria afirmó que "lo malo de la campaña fue la hipocresía. Ojalá todos los candidatos se muestren como son y no como algo impostado".

Bromeando, Vidal dijo que el viernes y sábado, que estuvo con su familia por la veda electoral, extrañó a su equipo. "Los candidatos son como mis pollos. Son buenas personas, no se esconden", explicó.

De vuelta al barrio. María Eugenia Vidal se presentó a las primarias de las elecciones para la gobernación bonaerense hace dos años, con la ilusión de dejar una huella entre la oferta del Frente para la Victoria. Ese día fue la candidata más votada en forma individual, aunque el frente Cambiemos (con 30%) quedó 10 puntos abajo de la suma de votos de Aníbal Fernández y Julián Domínguez, los postulantes del Frente para la Victoria, que superaron el 40%.

Esa noche, en el búnker de Cambiemos, eran todas sorpresas. La ex vicejefa de gobierno porteña, que no llegaba a 10 puntos de intención de voto en marzo, daba el batacazo de la jornada. Quizás hasta ella misma se sorprendió: tras conocerse los resultados, no quiso hablar con periodistas.

En esta mañana en Haedo, Vidal es otra. Tiene el mayor índice de popularidad del país. Aunque no está en la boleta ni de Senadores ni Diputados, busca "provincializar" el resultado, aunque se trate de una elección legislativa nacional.

¿Lo logrará? Enfrente tiene a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a Sergio Massa (el vencedor en esta instancia en 2013). Ambos tienen sus rostros estampados en las boletas. Vidal, no. Su apuesta es la transferencia de su alta imagen positiva a la tira de Cambiemos.

En un bar de Haedo, sentada con los "5" que hicieron campaña en los medios (Esteban Bullrich y Gladys González para Senadores, Graciela Ocaña, Héctor "Toty" Flores y Guillermo Montenegro al frente de diputados nacionales), Vidal sonríe una vez más, a cara lavada.

El jueves, una reacción suya en un programa de televisión generó una inmensa reacción viral. Su video fue visto millones de veces (5 veces más el acto de Cristina Fernández ese mismo día) y algunos se entusiasmaron con que esa Vidal encendida, fuera del manual PRO que recomienda serenidad zen, pudo generar un entusiasmo capaz de movilizar a votantes indecisos (o temerosos de una victoria del kirchnerismo) a votar hoy por Cambiemos.

Te puede interesar