La foto que indigna

Nacional 04/09/2017
La sobre actuación y la utilización política de la desaparición de Santiago Maldonado por parte de la ex presidente Cristina Fernández provoca repudio y enojos. Todo debe tener un límite, incluso la política.
cristina misa maldonado

Tras el fracaso de su estrategia de atacar a Macri por la cuestión económica, la desaparición aún no resulta del joven Maldonado en el sur del país le vino como anillo al dedo a Cristina. Se montó en ese tema, y se convirtió de repente en la defensora de los derechos de los pueblos originarios, un tema que nunca tuvo en su agenda. 

La ex mandataria participó días atrás de un acto en pedido por la aparición de Santiago Maldonado, el joven que fue visto por última vez el pasado primero de agosto, tras haber participado de una manifestación en pedido de tierras indígenas. Luego, en horas de la tarde, la candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires se mostró participando de una misa en Merlo, en la Parroquia de La Merced, donde el obispo Fernando Maletti celebró una misa por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Desde allí, la ex jefa de Estado compartió un video del momento en que todos piden por la aparición del joven, así como también algunas fotografías de los presentes con un cartel que reza por Maldonado.

Lo que duele e indigna es ver a la ex primer mandataria, en campaña, tratar de apropiarse de un tema, quebrar el alma nacional, fracturar a la sociedad, llenarla de odios y bronca, liderar y culpar sin saber, ir hasta el fondo de un tema en el que no se puede señalar aún a un responsable. Claro, por otro lado hay un gobierno de incapaces, que no reacciona, que permanece inerte, absorto, sin saber que hacer ni decir.

Pero todo, incluso la política, debe tener un límite, por respeto, por dignidad. 

Te puede interesar