Escándalo en la UNSa: apuntan al Aula 8 de Exactas como escenario de los abusos

Policiales 06 de septiembre
Una de las víctimas relató que en esa sala, ubicada en el segundo piso, fue víctima de manoseos por parte del acusado, un estudiante avanzado con quien se reunió junto a otra amiga para hacer un práctico de Geometría. Habría más víctimas.
unsa ciencias exactas

Desatado el escándalo por las denuncias de dos estudiantes por abuso sexual en contra de un compañero, lo que motivó que el vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas, Daniel Hoyos, saliera a informar sobre la iniciación de un sumario interno, InformateSalta pudo conocer en las últimas horas más detalles de las acusaciones realizadas por las alumnas.

Una de las víctimas, según pudo saberse, relató que conoció al acusado, el estudiante al que sindicaron como autor de los abusos, en marzo en la clase de Informática, oportunidad en la que el acusado se le acercó con la excusa de que no entendía nada de dicha materia. “Ayudame y yo te ayudo en alguna materia que te cueste”, fue la propuesta.

En seguida, el acusado utilizó su mejor carnada, pues le dijo a la joven que cursaba la carrera de Profesorado de Matemática, y, en especial, que ya había aprobado la materia de Geometría, así que podía ayudarle con distintos conceptos al respecto, por lo que le dejó su número de teléfono celular.


Al mes siguiente, en tanto, la joven indicó que volvió a encontrarse con el sujeto, ya que una compañera le dijo que había conocido a alguien que podía ayudarles con la materia de Geometría, materia que se presenta como el “Talón de Aquiles” de los alumnos ingresantes.

Su amiga, según sostuvo en su denuncia, ya había acordado encontrarse con el acusado en el segundo piso de la Facultad de Ciencias Exactas, donde llegaron y la estudiante lo reconoció como el mismo joven que se le había acercado para pedirle ayuda con la materia de Informática.

En ese encuentro, las jóvenes necesitaban ayuda con un trabajo práctico de Geometría, tarea que el acusado ya tenía preparada. Tras tomarles fotos al trabajo, las dos jóvenes se disponían a marcharse, cuando el sujeto comentó que conocía los temas del parcial de esa materia.

“Si quieren nos juntamos a estudiar”, fue la invitación, la que se concretó para la semana siguiente en el “Aula 8” de la facultad, en horas de la tarde. Cuando llegaron, las dos alumnas se sentaron y todo comenzó de manera normal.

Los toqueteos

En un momento dado, mientras leían, la joven renegó de la materia. “No entiendo nada”, exclamó, tras lo cual el acusado se sentó a su lado. “Quedate tranquila”, le dijo, para luego de unos minutos comenzar a tocarle una de las piernas.

Alterada por lo que sucedía debajo de la mesa, la joven le hizo señas a su amiga, quien improvisó y le pidió a la víctima que la acompañe al baño. Luego, agregó la denunciante, regresaron a estudiar por unos minutos más, para luego marcharse.

Este hecho, según se desprende de las denuncias y de otras informaciones que ayer comenzaron a correr por los pasillos de la universidad, se habría repetido con tras estudiantes, mientras que en otros casos, las víctima fueron abusadas en la casa del estudiante, supuestamente, avanzado, cuyas maniobras de acoso a las alumnas ingresantes son ahora motivo de una profunda investigación judicial.

Al respecto, cabe señalar que el vicedecano de esa facultad, adelantó la puesta en marcha de un sumario interno, como así también informó las tareas de contención destinadas para las víctimas. El caso ayer retumbó por todas las aulas, tanto en Ciencias Exactas como en el resto de la universidad, escenario de un escándalo jamás imaginado, tanto por docentes como por las autoridades educativas.

Te puede interesar