Le negaron la cesárea: se suicidó en el hospital por dolor de parto

Medios 07/09/2017
Los médicos constataron que la cabeza del bebé era demasiado grande para un nacimiento sin la operación quirúrgica.
33253374164_c3bcdc46fb_b

Una mujer que estaba en trabajo de parto se suicidó después de que su familia le negara el permiso para hacerse una cesárea, ocurrió en la ciudad de Yulin,China. 

Los médicos habían recomendado la intervención porque la cabeza del bebé era demasiado grande.


Tanto la madre como el niño murieron después de que la mujer se tirara por una ventana del hospital número 1 de Yulin, en China, informó el sitio Daily Mirror. 

De acuerdo con la legislación local, la familia de la parturienta tiene que dar el permiso para la cesárea, que por motivos desconocidos no ocurrió en este caso.

La mujer, cuyo nombre no trascendió, estaba embarazada de 41 semanas pero de acuerdo a los médicos no podía dar a luz de manera natural. A pesar de la negación de los padres, los médicos intentaron que tuviera su bebé naturalmente, pero la mujer no pudo soportar el dolor y terminó saltando por una ventana que se encontraba a pocos metros.


Te puede interesar