Cuestionamientos al nuevo logo de la Universidad Católica de Salta

Sociedad 11 de septiembre
Días atrás, la UCASAL dio a conocer el nuevo logotipo, ganador de un concurso. Sin embargo, quien fue la autora del que se utilizó por 49 años, cuestionó que se "ha mutilado al Escudo desde el punto de vista Estético, Heráldico y Simbólico, produciendo en base al plagio de la forma original".
logo ucasal

Una carta dirigida al rector de la Universidad Católica de Salta, explica el desacuerdo con el "nuevo" escudo de la Casa de Estudios. La autora de ese comunicado es la propia autora intelectual del "viejo" escudo. 

Según se explica en un video de la propia UCASAL, con el objetivo de actualizar la imagen de la Universidad, a partir del escudo anterior se dio origen a un nuevo isologotipo más sencillo, "en camino hacia el futuro".


La carta original: 

Salta, 4 de septiembre de 2017.

Sr. Rector de UCASAL Ing. Rodolfo Gallo Cornejo S / D

De mi consideración:

Me dirijo a Ud. en su carácter de Rector de la Universidad Católica de Salta, en mi condición de autora del Escudo que identifico a la misma por 49 años. Escudo e Himno de la Universidad Católica de Salta tuvieron origen en un Concurso Público, con un estricto reglamento que redactó el Vicerrector de la misma Rvdo. P. Eduardo Martínez Márquez S.J. En el caso del Escudo debía ajustarse a las reglas de la heráldica, sintetizar el espíritu cristiano e ignaciano, y valores registrados en los estatutos de la Universidad, y los concursantes podían presentar una o más propuestas con seudónimo, con dos ejemplares cada propuesta, uno en color y otros en blanco y negro.

El concurso tenía un prestigioso e indiscutible jurado integrado por el Dr. Julio Torino, el Dr. Atilio Cornejo y el Dr. Juan Carlos García Santillán. Presenté dos diseños de mi creación y ganó el que tenía como seudónimo “Doña Urraca”. Aclaro que el Concurso tenía un premio importante en dinero efectivo, que entregó en un acto el Vicerrector Administrativo de la Universidad, estricto y celoso Rvdo. Padre Robert Phiale S.J. Tuve y tengo claro que el Escudo es de la Universidad, para los usos que la misma los destinará, dentro de la normativa establecida en las Bases del Concurso, sin embargo la autoría me pertenece en el marco de la ley de Propiedad Intelectual Nº 11.723 y Ley 25.036 sancionada como ampliatoria-modificatoria de la primera, el 14 Octubre de 1998 que modifica los artículos 1º, 4º, 9º y 57º e incorpora el artículo 55º bis.

Más aún la República Argentina, suscribe por Ley Nº 22.195, el viejo “Convenio de Berna”, referido a la Propiedad Intelectual, que entra en vigencia en la Argentina el 9 de abril de 1980; unas y otra consideran los “Derechos Morales” de la creación, el reclamo de la autoría de la obra, el derecho a oponerse a cualquier mutilación, deformación u otra modificación de la misma. Desde que la Universidad Católica de Salta, dejo de identificarse con UCS, para convertirse en UCASAL el Escudo paso a constituirse en “Obra Huérfana”, ya que eliminaron mi nombre como autora del mismo, y paralelamente violaron los “Derechos Morales”, de la Universidad y míos al reducir el símbolo de la Compañía de Jesús, al criptograma que curiosamente traducen con una pobre explicación en la palabra Jesús, cuando éste significa en esencia “Jesús Salvador de la Humanidad”.

En esas iniciales la “H” estaba ligada a una Cruz rematada en la parte inferior por tres clavos; luego esta vinculación de elementos representa la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. Con una delicada composición estética los elementos anteriores están insertos en el Sol, símbolo de la “luz” y la “razón”, muy caro para los pueblos ancestrales de nuestra américa en los que el Sol simbolizó al dios creador. Este símbolo, como todo símbolo tiene la virtud de producir un sentido, o dicho más académicamente de crear una “expansión semántica” que representa la Resurrección y Ascensión a los Cielos del Señor. Y vaya solo este ejemplo para precisar la mutilación de la larga etapa en que el Escudo de la UCS es “Huérfano”, de creador y de sentido. Pensé entonces guiada por San Ignacio “No hacer mudanza en desolación”, si sus teólogos no lo percibían y le concedían el “Nihil obstat”, tendrían sus razones, y a modo de consuelo sentía hasta cierto orgullo: “me borraron con los Jesuitas”, y lo dejé pasar.

En esta ocasión Sr. Rector, Uds. han mutilado al Escudo desde el punto de vista Estético, Heráldico y Simbólico, produciendo en base al plagio de la forma original, un “babero sacrílego” para representar a la Universidad Católica; que estéticamente repele, y artísticamente es lisa y llanamente un mamarracho anodino, y desde el punto de vista del marketing no vende al “babero”, curioso entonces que la firma que quiere vender, lo adquiera u origine.

Más aún, el dibujo o lo que quieran Uds. llamar al nuevo emblema, desconoce en absoluto la Heráldica, que establece con precisión formas, leyes y sentidos a los colores, que se conjugan con lo estético y la semiótica, que es la ciencia que estudia los diferentes sistemas de símbolos y signos que permiten la comunicación entre individuos y los pueblos, y tienen carácter supra-temporal y supra-espacial. El símbolo es para Paul Ricoeur, siguiendo a Cassirer, una estructura de la experiencia humana, dotada de un estatuto cultural y capaz de religar a los miembros de una comunidad que reconocen a estos símbolos como reglas de conducta. Hay más, muy grave y me preocupa: la “desaparición ignorante e irresponsable”, en el nuevo escudo, del lema “Nihil Intentatum” que debe traducirse como “Nada sin Intentar”, pertenece a Pierre Teilhard de Chardin S.J; una corta y sugestiva frase dotada de una gran plasticidad para ajustarse a los signos de los tiempos. Uds. colocan en el Muro de la Universidad un nuevo Lema: “Pasión por la Verdad”, la que no resiste análisis filosófico alguno. La palabra “pasión”, en el diccionario de la lengua española tiene varios sentidos: “Sufrimiento. Sentimiento vehemente, capaz de dominar la voluntad y perturbar la razón. Actitud contraria a la acción” , pregunta ¿es posible encontrar una verdad con la razón pertubada?. Con el lema desechan Uds. los valores y sentidos que encierran los símbolos: la paloma, símbolo de la paz y entre los católicos representación del Espíritu Santo; el compás, es símbolo de la precisión, del equilibrio y la ciencia; la estrella que tomamos es la del escudo de Salta, que encierra al Sol, este fue creado en 1946, reproduciendo una distinción otorgada al General Martín Miguel de Güemes en 1817, y en el escudo evoca la identidad de los salteños, las raices del pueblo de Salta ; la torre del escudo de Avila evoca a la Patrona de la Universidad Santa Teresa de Avila, cuyo sentido puede resumirse en sus propias palabras: “Tener coraje ante cualquier cosa en la vida, esa es la base de todo. La esperanza y no el silencio es mi fortaleza”.

Lo vuestro si fue concebido a consciencia, puede interpretarse como una estrategia para alcanzar un objetivo incomprensible para mi y para muchos. Si se hizo inconscientemente sería más grave pues denota ineptitud. El hecho en sí es moral y materialmente aberrante, trivial, peligroso; o retoman el rumbo, o ingresan en un pista sin balizas con un destino trágico para la juventud que forman. Cuando juré al recibir mi titulo en esa universidad, lo hice con el llamado entonces “Juramento de Graduados” como todos mis compañeros. Ese juramento se entregaba a los graduados con el título y tenía tres principios que marcarían nuestra vida privada y profesional: En el tercero el Rector preguntaba al Graduado “Juraís ofrecer vuestra profesión y vuestra vida a la comunidad, para lograr la liberación y la mayor unión entre los hombres?”, en esa ocasión el Padre Rogelio Urquiza S.J nos desafío parafraseando el Evangelio de Mateo 5, 13: “Vosotros sois la sal de la Tierra. Si la sal se desvirtúa, ¿ qué será de la tierra?”. Supongo tendrá Ud. en la biblioteca y archivos de la Universidad toda la documentación que acredite lo que aquí señalo. Me reservo los derechos de accionar judicialmente de no responder materialmente a mi reclamo, en el convencimiento que lo que sostengo lo comparten varias generaciones que allí se formaron, sean o no católicos.

Atentamente.

M. Mercedes Puló de Ortiz - DNI 5.328.374 - Salta- Capital

ucasal logo explicacion

Te puede interesar