Tenía hace 20 años su puesto de diarios en la esquina de Gimnasia y Tiro y perdió todo

Accidente 01 de octubre
Lucrecia Mamaní esquivó, de milagro, el infortunio ocurrido este sábado en Leguizamón y avenida Bicentenario. Su kiosco de revistas quedó destrozado.
LUCRECIA MAMANI
Lucrecia Mamaní, kiosquera. - Foto: DNI Salta

DNI SaltaLucrecia Mamaní, de 61 años, vende diarios y revistas desde hace más de 20 años en la emblemática esquina de Avenida Bicentenario (exVirrey Toledo) y Leguizamón, en el estadio de Gimnasia y Tiro. 
Tras el infortunio ocurrido el sábado en horas de la tarde, cuando un viento tiró una gigantografía y esto hizo que se desplome parte de una pared, el que pagó peor las consecuencias fue el puesto de Lucrecia, que desde hace más de dos décadas se mantiene inamovible allí. 

Al caer la pared, esto destrozó por completo el puesto. Lucrecia se hallaba adentro del mismo trabajando como todos los días, pero, afortunadamente, ella no sufrió heridas ni daños, a excepción del shock que le provocó el incidente. 
Sin embargo, perdió toda su fuente de trabajo en cuestión de minutos y ahora aguarda una ayuda o un resarcimiento por parte del club.

“Yo estaba adentro del kiosco y sentí un golpe fuerte. En ese momento no sentí miedo, después atiné a correr cuando una persona me dijo que salga, ahí sentí miedo. Podría haber sido una tragedia. En ese momento no pasaron chicos ni colectivos. Me asistieron porque me había subido la presión”, le relató Lucrecia a DNI más calma, minutos después de lo sucedido.
 

Te puede interesar