Ató a su mujer a un árbol, la bañó con agua helada y le acuchilló las piernas

Nacional 04 de octubre
La víctima es su pareja desde los 14 años. La tortura fue de menor a mayor. Hizo eclosión al desnudarla y exponerla en el patio de la casa en un día de frío.
aamacri

Un vecino de Quimilí (Moreno) cayó detenido ayer a la tarde en Charata (Chaco) sospechado de torturar a su esposa, sacarla al patio, atarla a un árbol, arrojarle baldazos de agua helada y acuchillarla en las piernas.

El procedimiento fue ordenado por la fiscal Mariana Baena y recayó en contra de Julio Horacio Jiménez, a quien se atribuye el delito de "lesiones agravadas por el vínculo".

En pareja con una joven, a quien se unió cuando ella tenía 14 años, Jiménez adquirió notoriedad el 14 de septiembre.

Ese día, la mujer, madre de cuatro menores, acudió a la policía en busca de socorro. Relató que la noche anterior su marido la sacó al patio de la vivienda.

Crueldad

"Me desnudó y me tiró varios baldes de agua fría. Hacía frío encima. Me insultó y me ató con una soga a un árbol", habría manifestado la víctima a los investigadores. "Encima, agarró un cuchillo y me cortó las piernas", amplió.

Acotó la denunciante que recibe ese trato humillante hace muchos años. Y que ya está cansada y avergonzada de darles esa imagen a sus hijos.

Ni bien Jiménez supo de la denuncia, huyó de Quimilí. Paciente, los investigadores de la División Homicidios y Delitos Complejos de la menciona ciudad comenzaron a investigar, hasta establecer 48 horas atrás que se refugiaba en Chaco.

Urgente, Baena dio luz verde al viaje de una comisión que en la víspera le dio alcance y frustró su huida.

Esta madrugada, Jiménez era trasladado a la Capital para ser alojado en el predio de la ex Fandet, donde permanecerá detenido a disposición de la fiscalía a cargo de la causa.

Te puede interesar