Insólito: quiso parecerse a un perro y se implantó sus partes

Medios 05 de octubre
La intervención a la que fue sometido este hombre ha sido criticada duramente por muchas personas; sin embargo, todo tendría una explicación. Mira las fotos.
97007_Noticia-11046-portada_5

Gran confusión ha generado Rodrigo Braga, el hombre que fue “sometido” a una cirugía fuera de lo común. 

Las siguientes imágenes muestra paso a paso la intervención de Braga hasta convertirse en un perro. El resultado final es sorprendente, pero existe una verdad que pocos conocen y que por fin han sido aclarados.

En primer lugar se ve a Braga posando antes de empezar con la cirugía. Después, cómo el médico une las partes de un perro en el rostro del hombre. 

El encargado de la “operación” utiliza un tubo de manguera para que el paciente pueda respirar. 

La última parte que se implantó en el rostro de Rodrigo fue el hocico, que tuvo que ser sujetado con hilos para que no abriera.

El resultado es increíble, pero hay una verdad aún más asombrosa. 

Es importante aclarar que Rodrigo Braga es un artista visual brasileño y el nombre de esta obra es “Fantasía de compensação (Fantasía de compensación) y fue realizada en el año 2004. Y lo más importante, es que la cabeza que aparece en todas las fotos, no es la de Rodrigo, sino de una réplica exacta hecha a base de silicona.

Lo que sí es real, es el rostro del perro. El animal fue sacrificado por motivos de salud, y luego la cabeza fue donada a Braga, quien la utilizó para hacer su obra plástica. El resultado final fue este híbrido de perro y persona.

Te puede interesar