Una mujer se embriagó tanto que no recordaba si fue violada o por qué apareció desnuda en la vereda

Policiales 10 de octubre
La protagonista es una mujer de 35 años, quien sólo recordó que fue a una confitería de Av. Entre Ríos, a beber con unas amigas, tras lo cual siguieron la fiesta en una casa particular. Luego, se olvidó todo. Denunció que fue víctima de abuso sexual.
mujer borracha en la calle

Una extraña denuncia, pero ya cada vez más frecuente, fue realizada en las últimas horas por una mujer, quien el domingo pasado, en horas de la madrugada y luego de una larga ingesta alcohólica, amaneció desnuda en la vía pública.

Tras ser auxiliada por una vecina, quien le dio ropa para que se cubra, la víctima, que alquila un inmueble en la zona de Villa Cristina. Un vecino la auxilió y la llevó hasta el hospital San Bernardo, tras lo cual denunció la violación sexual en la comisaría Novena.

La joven, según informaron fuentes policiales, contó un relato en el que hubo una copiosa ingesta alcohólica, la cual comenzó el sábado pasado a la noche, cuando la mujer se reunió con  amigas en una confitería ubicada en la esquina de la avenida Entre Ríos y Almirante Brown, en la esquina del club Central Norte.

Sin dar nombres de sus amigas, la mujer reconoció que bebieron algunos tragos hasta que sus amigas, excepto una, se marcharon. Con la que quedó, la víctima recordó que siguió la ingesta alcohólica hasta que de pronto tomaron un remise.

Siguieron en una casa

Dijo que se dirigieron a una casa particular, pero no pudo recordar en qué zona y si se había unido algún otro amigo. Sí reveló que en dicha vivienda, la ingesta siguió hasta la madrugada, cuando salió de dicho domicilio para abordar un remise.

Agregó que su intención era regresar a su casa, pero perdió el conocimiento para despertarse luego sin su ropa interior ni sus pantalones, recostada en una vereda, con sus zapatillas a un lado. Asimismo, sostuvo que su cartera, con su teléfono celular y una suma de 2.800 pesos había desaparecido.

Gracias a la bondad de una vecina, que le regaló un pantalón, la joven logró abordar un remise hasta su vivienda, un inquilinato de calle Lamadrid, donde la mujer le pidió ayuda a un vecino, quien luego la trasladó al hospital San Bernardo.

La joven indicó que le dolía mucho la zona genital, y que sospechaba que había sido víctima de un abuso sexual, sin embargo, al momento de radicar la denuncia no pudo aportar datos que permitan dar con los autores ni reconstruir su derrotero nocturno.

Te puede interesar