Mató al amante equivocado mientras su esposa estaba con otro

Nacional 16 de octubre
Le pegó dos tiros a un fotógrafo cuando llegaba a su casa. Su mujer estaba con otro.
SksVE3FsZ_720x0-3kra35cvfqr0

La Plata fue el escenario de una historia de infidelidades que tuvo un desenlace fatal. Hugo Castillo asesinó de dos disparos a Alfredo Misael Galeano por venganza ya sabía que su mujer lo hacía infiel con él.

Castillo fue condenado ahora a 15 años de prisión por el homicidio simple agravado de Alfredo. Su celular fue ubicado a la hora del crimen en ese lugar.

Galeano era un fotógrafo que solía moverse entre el bar “La Queimada”, la parrilla “Mi Cuñado” y el boliche “Cocodrilo”, en La Plata, además de cubrir eventos privados y hacer books de modelos.

Estaba casado pero en una relación ya muy desgastada, y su hermano Leandro llegó a escuchar de su boca que salía de levante y conquistaba a mujeres comprometidas. Incluso tuvo amenazas de maridos despechados. Él las encaraba por un Facebook alternativo y decía que no le iba  pasar nada.

Aquel 10 de junio de 2014, cuatro balazos sonaron a sus espaldas, uno le dio en la cintura y otro, le entró por el parietal derecho. El asesino se fue sin robarle nada.

Marcela, la esposa de Castillo, reconoció ante la Justicia que había tenido una relación pasajera con Galeano, pero que en el momento del asesinato ya no lo frecuentaba, salvo cuando lo contrató para tomarle fotos a su hija que cumplía 15 años.

La pareja de Marcela es biólogo y trabajaba en el Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires. Y cuando fueron recabar testimonios de su compañeros de trabajo, algunos dijeron que lo habían muy nervioso y, que en reiteradas oportunidades, había dicho que “su mujer lo estaba cagando”.

Dio con el paradero de Alfredo al agarrar el celular de su esposa y ver que en los registros de mensajes y llamadas aparecía su número telefónico. De hecho, lo escucharon decir: “Si aparece un fotógrafo muerto, fui yo”.

Finalmente, el fotógrafo apareció muerto, y su última llamada había sido con Marcela, pero estrictamente por las fotos del cumpleaños de 15 de su hija. Ahí estuvo el error, ya no tenían una relación clandestina. Ella estaba con otro, y su marido se equivocó.

A su ex mujer le abrieron una causa por falso testimonio ya que siempre negó haber tenido una relación con la víctima. Incluso hoy en día vive con su amante.

Te puede interesar