Un chico se peleó con su novio y terminó violado en el motel Las Palmeras

Policiales 09 de noviembre
La víctima, un joven de 27 años, contó que discutió con su novio en el bar Papa Panchio y que al correr por detrás del mismo, apareció otro sujeto, quien con el pretexto de ayudarlo lo llevó a un motel, donde lo violó.
motel las palmeras

Al tomarle la denuncia, los policías de la subcomisaría de Villa Lavalle dejaron asentado que el joven, al que identificaron con el nombre de Diego, de 27 años y de barrio San Ignacio, se hallaba, descalzo y alcoholizado. El hombre, en su relató al que pudo acceder InformateSalta, contó que el abuso sexual ocurrió el 4 de noviembre pasado, luego de una cadena de sucesos previos, en los que hubo alcohol, desengaños y violencia.
En su relato, Diego sostuvo que esa noche salió junto a su pareja, Mario, de 35 años, siendo la primera parada el local Insomio, ubicado en el pasaje Miramar al 400, frente al parque San Martín, esquina Córdoba. Allí, la pareja permaneció hasta las 3 de la madrugada del día siguiente, sin que surgieran inconvenientes.
Posteriormente, la pareja se dirigió a otro local nocturno: “Papa Panchio”, ubicado en la esquina de San Martín y peatonal Alberdi, donde siguieron con la ingesta alcohólica, aunque en este bar, se registró un incidente que desencadenó luego un altercado en la pareja.
Es que al ir al sector de los baños, Diego tuvo un encuentro con un sujeto, quien, según dijo, le “rozó” la mano y sus miradas se cruzaron. Al regresar a la mesa, extasiado por ese incidente, el joven no resistió y le contó lo sucedido a su pareja, quien, en una escena de celos, se  ofuscó, discutieron y se marchó del bar.
Por detrás, en tanto, salió Diego en busca de calmarlo, pero cuando llegó a la vereda, su novio ya estaba demasiado lejos. En esos momentos, en que “estaba vulnerable”, apareció otro sujeto, quien lo consoló y le dijo que lo llevaría a su casa.



Así, en cuestión de segundos, Diego abordó un taxi con un extraño, quien se trataría del chofer. Lejos de dirigirse a su casa, su nuevo amigo lo llevó hasta un motel de la ruta 26, Camino a la Isla, Motel Las Palmeras, donde dejó de lado las palabras de consuelo y lo obligó a que le practicara sexo oral.

Luego de ello, volvieron a subir al taxi y ya sobre la avenida Tavella, el sujeto se detuvo a orillas de un canal, donde sacó a Diego del auto a los tirones, le robó las zapatillas y el teléfono celular y lo arrojó al piso, ya que se habría ocupado con otros pasajeros.
Descalzo, el joven que en cuestión de minutos perdió a su novio y fue violado, caminó sin rumbo hasta que llegó a una vivienda, donde unas vecinas alertaron a la policía, para posteriormente un móvil de la subcomisaría de Villa Lavalle, el que lo transportó hasta la dependencia, donde denunció el abuso sexual y las lesiones sufridas a manos del samaritano que lo auxilió tras pelearse con su novio.

Te puede interesar