Autódromo, un barrio que sufre el olvido

Reclamo 10 de noviembre
Vecinos piden la canalización del arroyo Tinkunaku. Sostienen que las lluvias socavaron los terrenos colindantes. Temen por la proliferación del mosquito que transmite el dengue. Además dicen que es ‘aguantadero’ de malvivientes.
a

Hartos de esperar una respuesta por parte del Ejecutivo Municipal, los vecinos de barrio Autódromo, ubicado en la zona este de la ciudad, decidieron hacer pública la necesidad de la canalización del arroyo Tinkunacu, que actualmente se encuentra repleto de basura, y producto de las últimas lluvias, socavó los terrenos colindantes.

InformateSalta llegó hasta el lugar y se entrevistó con los vecinos, quienes manifestaron la dura realidad que les toca atravesar. “La gente ya no tiene lugar donde poner su cerco, el agua baja con todo y se están quedando sin terrenos, incluso se mete en las viviendas”, contó Rita.  

Además se mostró preocupada porque el canal se ha convertido en un foco infeccioso, y además sirve de 'aguantadero' de los malvivientes. “Bajo el puente se juntan los muchachos a drogarse, todas las noches es muy peligroso, no hay luz, es oscura la calle, y no se puede pasar, además hay muchos mosquitos”, sostuvo a InformateSalta.

Lorenza, otra vecina, quien vive en el vecindario hace más de 30 años, comentó que hace años que manifiestan la misma situación, pero nadie los escucha. “Tenemos la escritura, pagamos los impuestos, no es un asentamiento, le pedimos al intendente que se preocupe, se llegue y nos de una solución”, explicó.

En ese marco, manifestaron que el proyecto para que se incluya la canalización del canal Tinkunaku en el Plan de Obras Públicas ya cuenta con media sanción. “Le pedimos a los legisladores y al señor intendente que nos de una solución, somos más de 500 familias las que vivimos al costado del canal”, indicaron.

Paola, en tanto, hizo hincapié en la necesidad de contar con un reductor de velocidad en la intersección de Ricardo Rizzati y Oscar Caballén. “Aquí las calles son doble mano y pasan muchos vehículos, hay muchos chicos y no respetan las velocidades, no les importa nada, en la esquina hubo varios choques, creemos que es necesario que haya un reductor de velocidad”, sostuvo.

También se mostró preocupada por el estado de las calles, muchas de ellas sin asfaltar. “Cuando llueve es muy difícil de transitar, nos llenamos de barro. El recolector de basura, si pasa, se estanca, no se puede pasar por el barro, por ser pasaje nos dijeron que no iban a asfaltar. Tampoco pasan las ambulancias, más cuando llueve es imposible pasar”, sostuvo.

Por último, manifestaron que la policía no les brinda respuesta. “La policía nunca está, la llamás y se tardan muchísimo, y cuando llamás a la comisaría del Autódromo te dicen que llames al 911 porque ellos nunca tienen móvil, y no quieren caminar dos pasos”, finalizó.

Te puede interesar