Madre salteña escuchó ruidos en la noche y encontró a su pareja violando a su hija

Policiales 16 de noviembre
La mujer se había levantado a la madrugada alertada por unos ruidos extraños. Se dio con su pareja, padrastro de la menor, en momentos en que sometía sexualmente a su hija de 12 años. Lo corrió a golpes. No era la primera vez.
habitacion oscura

Este aberrante hecho, según lo informado por la policía, ocurrió en una vivienda del barrio Río Grande, en la localidad de El Bordo, en General Güemes, y fue denunciado el fin de semana pasado por la madre de la víctima, de 12 años.

La mujer, según supo InformateSalta, contó que el sábado a la madrugada, alrededor de las 5.30, escuchó ruidos extraños, por lo que se levantó a ver qué sucedía. En el pasillo, la madre encontró extrañamente una remera de su pareja, arrojada en el suelo.

Al ver que no había nada raro en la casa, la mujer decidió pasar por la habitación de sus hijos a fin de ver si todo estaba bien, pero cuando abrió la puerta del dormitorio se dio con un cuadro aterrador: su pareja estaba encima de su hija, a quien le tapaba la boca y a la vez violaba.

Ante esta escena, la mujer se abalanzó sobre el sujeto y a golpes liberó a su hija del ataque sexual del que era víctima. Una vez que el sujeto, quien es padrastro de la menor, se dio a la fuga, la madre calmó a la jovencita.

Amenazada para que no cuente

La abusada, entonces, contó entre sollozos que este no era el primer abuso que sufría a manos de su padrastro, quien ya había abusado en otras ocasiones de la adolescente, la que no dijo nada sobre lo sucedido debido a las amenazas que le profería el violador.
“No le digas nada a tu mamá porque si no la voy a golpear”, le decía el sujeto para amedrentar a la menor y así poder abusar de la misma. La madre radicó la denuncia en contra del agresor, contra quien pidió que sea detenido y que se tomen las medidas legales en su contra por los constantes abusos sexuales que cometió en perjuicio de su hija.

Te puede interesar