Cada día atienden más de cuatro casos de abuso sexual contra chicos

Sociedad 19 de noviembre
Son las estadísticas del Programa Las Víctimas Contra las Violencias del Ministerio de Justicia. Siete de cada diez son nenas. Hoy es el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los niños, niñas y adolescentes.
abuso
Las víctimas de abuso con frecuencia callan: por miedo, culpa, impotencia, vergüenza. Se sienten cómplices - Foto: Clarín

ClarínEl abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes es una de las peores formas de violencia contra la niñez y la adolescencia. Y a pesar de que es un drama que crece en el mundo, la mayoría de los casos no son denunciados. Es que para detectar que un niño fue o está siendo víctima de abuso sexual hay que escucharlo, pero las víctimas con frecuencia callan: por miedo, culpa, impotencia, vergüenza. Se sienten cómplices, impotentes, humillados y estigmatizados. Al no poder hablar, no hay justicia ni condena. Es el delito que goza de más impunidad.

Según las estadísticas del Programa Las Víctimas Contra las Violencias del Ministerio de Justicia de la Nación, en diez meses se atendieron 1280 casos de abusos contra niñas, niños y adolescentes, son más de cuatro por día. Siete de cada diez víctimas son niñas y adolescentes mujeres. En siete de cada diez abusos el agresor es un familiar. “El abuso sexual contra niñas, niños y adolescentes durante años ha permanecido en silencio, oculto, mantenido en secreto. Afortunadamente, la comunidad ha comenzado a tomar conciencia de un delito que es particularmente grave porque casi siempre es intrafamiliar. Es decir, la responsabilidad está en el padre, abuelo, tío, primo, hermano mayor... Es un hecho lamentable que deja una huella imperecedera”, dice Eva Giberti, titular del Programa.

En el marco del Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los Niñas, Niños y Adolescentes que se conmemora el 19 de noviembre, UNICEF y el Ministerio de Justicia relanzan la primera campaña nacional masiva contra el abuso sexual “Hablar es empezar a prevenir”, con el objetivo de visibilizar este drama que a nivel mundial afecta a 1 de cada 5 chicas y 1 de cada 13 chicos, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

“El abuso sexual infantil es un delito gravísimo, y para las víctimas es un episodio traumático que afecta su desarrollo psicológico y afectivo. Desde la protección Integral de derechos debemos trabajar para evitar largos procesos de revictimización para las niñas y los niños que se atreven a contar y denunciar esta situación tan íntima y dolorosa. Y que la denuncia no implique un largo peregrinar por la justicia que es tan dañino para la salud física y mental. Disponer de profesionales y operadores especializados, cámaras Gesell, es muy importante. Pero también lo es el compromiso social detrás de todo esto para denunciar, acompañar y prevenir cualquier tipo de vulneración de derechos hacia niñas, niños y adolescentes”, dice Nora Schulman, del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño (Casacidn), y candidata a Defensora del niño/a, una figura clave para la infancia en Argentina creada hace 12 años por la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, y que aún está vacante.

La campaña contra el abuso permitió instalar la línea nacional 0800-222-1717, que en este año atendió más de 3.576 llamadas y 1.565 casos de abuso sexual. Funciona las 24 horas, los 365 días.

Te puede interesar