1.600 salteños accederán a su primera vivienda con el Procrear Joven

Sociedad 27 de noviembre
De los 5.246 salteños de entre 18 y 35 años que se inscribieron en el Plan Procrear Joven, 1.600 resultarán beneficiados por el crédito que les permitirá acceder a su primera vivienda, sin contar con ahorros previos.
procrear joven

Quienes resulten seleccionados tendrán un período de 12 meses para ahorrar en UVA en una cuenta bancaria y, sobre eso, el Estado brindará un subsidio de 12 mil UVA, que, a valor actual, son alrededor de 240 mil pesos. Si se calcula que dentro de un año las UVA estarán un poco más altas, el ahorro del beneficiario aumentará y, así también, los valores del crédito y del subsidio. La cuota mensual se estima que será de entre 4 y 5 mil pesos, a valor actual.

A mediados de diciembre estará lista la selección de los beneficiarios y se enviarán correos electrónicos a todos los inscriptos para notificarlos sobre su situación. Desde Procrear informaron a El Tribuno que entre esta semana y la próxima se entregarán las viviendas de barrio El Huaico, que fueron sorteadas en julio de este año.

En el nuevo programa de Ahorro Joven se inscribieron 235.089 personas en toda la Argentina y serán 40 mil los beneficiarios en todo el país. Los cupos por provincia se distribuyen de acuerdo con los porcentajes establecidos en el artículo 5´ de la ley 24.464 del Sistema Federal de la Vivienda. Por eso, a Salta le corresponde el 4% de los créditos hipotecarios del plan nacional.

Selección por puntaje

A diferencia de otras líneas de Procrear, que se sortean, en el Plan Joven se hace una selección por puntaje. "En la primera instancia haremos cruces de datos con distintos organismos públicos para detectar si los inscriptos cumplen con los requisitos que establece el programa", informó a El Tribuno Iván Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación y presidente de Procrear.

Luego de cruzar los datos de los más de 230 mil inscriptos con Anses, Renaper, AFIP y el Banco Central, se dará de baja a quienes tengan inconsistencias en relación con la declaración jurada que hicieron en la inscripción. Quienes superen esta instancia de validación recibirán puntajes de acuerdo con los criterios del programa, que asigna, por ejemplo, mayor puntaje a familias con hijos, discapacidad o monoparentales.

Los seleccionados tendrán un plazo determinado para acreditar que abrieron una cuenta en algún banco para empezar a ahorrar. Una vez que Nación sea notificada por la entidad financiera, mantendrá el subsidio por 12 meses para que, cuando el beneficiario cumpla con el ahorro, lo utilice. Si, al cabo de este plazo, no abre la cuenta, se libera el subsidio para dárselo a otra persona.

La vivienda que compre el beneficiario del Plan Procrear Joven debe valer como máximo 1.200.000 pesos, lo que se estima alcanza para un pequeño departamento de entre 40 y 50 metros cuadrados. Al respecto, opinó Kerr: “En todas partes del mundo la primera vivienda, la vivienda social, que el Estado tiene que promover, no es suntuosa. Si con el crédito y el subsidio del Estado se puede comprar un (departamento de) tres ambientes, nos equivocamos. Hay una enorme cantidad de gente -en Salta, muchísima, en los departamentos del norte-, que requiere mayor asistencia del Estado. A ellos les tenemos que dar el primer impulso para su primera propiedad”. Este programa permite comprar la vivienda en cualquier ciudad del país, no necesariamente en la que el beneficiario tiene fijada como residencia.

Perfil de los inscriptos

Más del 63% de los salteños inscriptos cobra entre dos y tres sueldos mínimos, cuyo valor actual es de $8,860. Es decir que declararon un ingreso mensual de entre $17.720 y $26.580. Al respecto, Kerr evaluó: “La información preliminar que tenemos de los inscriptos es que la mayor cantidad está en ese universo de entre dos y tres salarios, que es justo adonde queremos que vaya este programa”.

“En esa franja queremos que esté la mayor cantidad de beneficiarios de este programa, que son jóvenes que ganan ese ingreso hoy y que pueden destinar entre 4 y 5 mil pesos de su ingreso para pagar un crédito hipotecario”, remarcó Kerr. 
Señaló que un sector con ingresos más bajos no puede destinar ese valor al pago de la cuota. “Con el subsidio que le da el Estado y el crédito que le presta el banco es difícil que alcance a comprar una vivienda. Ese sector debe ser más atendido por los programas de viviendas que construye la Provincia de Salta con el financiamiento de Nación”. 

Kerr observó con respecto al sector de ingresos más altos: “Entendemos que puede tener un crédito genuino en UVA a 30 años en cualquier banco, sin necesidad de que el Estado subsidie parte de su propiedad”.

Trabajadores informales

Un aspecto novedoso de este programa es que permitió que se inscribieran personas que tienen un salario no registrado. En Salta, ellos representan más del 18% de los inscriptos, mientras más del 19% declaró tener un ingreso formal y otro informal. 
Kerr aseguró que todos los inscriptos compiten por igual pero hay una prioridad en el puntaje de acuerdo a mayor vulnerabilidad. “La lógica indicaría que quienes son más informales tienen mayor vulnerabilidad”, dijo, aunque aclaró: “No nos interesa ayudar al que está en la informalidad porque no quiere pagar impuestos”. 

Quienes tienen un salario informal, con el ahorro en el banco a lo largo de los 12 meses, acreditarán su capacidad real de pago y, por ende, se convertirán en sujetos de crédito, que, de otra manera, no podrían ser. “El programa genera inclusión financiera a ese sector. Empiezan a constituir historial crediticio y creo que es un camino hacia la formalización”, finalizó Kerr.

El Plan Procrear Joven permite comprar la vivienda en cualquier ciudad del país, no necesariamente en la que el beneficiario tiene fijada como residencia, al contrario de lo que sucede con otros planes de este programa nacional.

Te puede interesar