Isabel Macedo habló del difícil proceso para quedar embarazada

Medios 27 de noviembre
La esposa del gobernador Urtubey reveló que la llegada del bebé fue sorpresiva porque estaba con algunas dificultades que la hicieron barajar la posibilidad de someterse a tratamientos.
55854_o_1510427789

Isabel Macedo (42) está viviendo algo que anheló y le fue esquivo durante mucho tiempo. Golpeada por el final de su relación de años con Facundo Arana, sintió que su mundo se desmoronaba, sus sueños y proyectos quedaban truncos mientras rápidamente el actor rehacía su vida con la modelo María Susini. Si bien se le conocieron parejas, la búsqueda de la actriz parecía no dar con el hombre que la volviera a ilusionar. Pero las vueltas del destino, aunque algunos creen que todo está escrito, la sorprendieron.

La actriz venía de romper un romance con el polista Martín Tassera, mientras que él se había separado de Ximena Saravia Toledo, la madre de sus cuatro hijos: "Apareció sin buscarlo. Creo que estaba lista para vivir lo que estamos viviendo. Todo llega cuando debe llegar. Este amor es una bendición", contó Macedo. La pareja se conoció en una comida de amigos en común y el interés del gobernador de Salta por Macedo fue inmediato. A los pocos días él la invitó a cenar y no se despegaron más: "Esa noche supe que él era quien yo esperaba".

De ahí en más, el ritmo que le imprimieron a su relación fue meteórico. La boda se celebró al año de comenzar su romance y, para coronar su historia de amor, llegó el mejor de los regalos: Me enteré de que estaba embarazada grabando. Me sentía muy mal y me fui a sacar sangre, porque me decían que podía ser una anemia. Ese mismo día viajé a grabar a Buenos Aires y el médico se comunicó con mi marido para darle el resultado y la noticia. El se enteró antes que yo, y eso va a quedar como una anécdota espectacular para siempre entre nosotros", reveló la futura mamá, y agregó: "Estoy muy feliz. Todavía no puedo disfrutar mucho del embarazo porque me siento bastante mal, pero esto es un milagro inesperado. Tenía mucha ansiedad de contarlo desde el minuto uno, pero quería esperar los tiempos lógicos. Ahora estoy de tres meses y lo puedo decir tranquila", dijo.

Al ser consultada por el sexo del bebé, Isabel no pudo esconder que ya estaba en conocimiento, pero desistió de contarlo a la prensa: "El sexo me lo dijeron hace un ratito, pero quiero contárselo primero a mi familia”, fue la escueta respuesta.

También reveló que la llegada del bebé fue sorpresiva porque estaba con algunas dificultades que la hicieron barajar la posibilidad de someterse a tratamientos para poder quedar embarazada: "Me había hecho varios estudios y me tuvieron que operar de algunas cositas durante el año. Estuve muy asustada por momentos. Ahora sólo pienso en la felicidad que tengo y en lo agradecida que le estoy a Dios", cerró, notablemente feliz.  

Te puede interesar