Regresó a su casa y encontró a sus familiares muertos: Tenían espuma en la boca

Medios 03 de diciembre
Los cuerpos estaban en los pasillos, incluso uno sobre otro, y en los dormitorios.
20171202103230d0ad9f49d1cad303f4f1ffabd3226640

Un hombre regresó de trabajar y encontró a siete integrantes de su familia muertos. Las víctimas tenían espuma en la boca y sus cuerpos estaban en los pasillos y en las habitaciones de la casa ubicada en la colonia Javier Rojo Gómez, del municipio de Tizayuca, Hidalgo, en el centro del país.

Rodolfo Evaristo, de 37 años, terminó su jornada laboral en una empresa de publicidad en la Ciudad de México y al llegar a su domicilio, la noche del jueves, descubrió inconscientes a su esposa, sus dos hijos, sus suegros y dos sobrinos de estos con espuma en la boca por una aparente intoxicación. Los cuerpos estaban en los pasillos, incluso uno sobre otro, y en los dormitorios. Algunos vestían sus pijamas o prendas para dormir.

Las víctimas fueron identificadas como Deyanira "V", de 28 años, un niño y una niña, de uno y cinco años, respectivamente, Paula Irene "V" de 54 años, Narciso "V" de 55 años, Jazmín "B" y Geovani de Jesús, ambos de 24 años.
Rodolfo Evaristo llamó a las autoridades. Elementos de protección civil y policías municipales llegaron al lugar para intentar auxiliar a las víctimas, pero ya no tenían signos vitales. Los peritos trasladaron los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo).

Los cinco adultos y dos menores vivían en el departamento 8 de la Unidad Habitacional CTM, ubicada en la calle Uxmal. Antes de encontrar los cuerpos, los vecinos habían alertad a las autoridades de un olor a gas. Pero hasta el momento no hay una explicación de su muerte.

El secretario de seguridad pública de Tizayuca, Edwin Hernández, descartó que las muertes estén relacionadas con algún hecho violento, y pidió esperar los resultado de la necropsia.

La carpeta de investigación quedó a cargo de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

En septiembre, dos adultos y tres menores murieron por la inhalación de gas en la comunidad de Atopixco, del municipio de Zacualtipán, Hidalgo. Un vecino tocó a la puerta y al no obtener respuesta entró a la vivienda y encontró a las víctimas en sus dormitorios.

Te puede interesar