Jubilado salteño le alquiló una pieza a una joven y luego la violó

Policiales 05 de diciembre
Apenas se instaló en su habitación, el dueño de casa comenzó a mostrarse demasiado atento y cariñoso, incluso llegó a ofrecerle matrimonio a la nueva inquilina, quien lo rechazó. Luego, el sujeto se tornó violentó y abusó de la joven.
habitacion de casa alquiler

La violación fue denunciada por una joven de 25 años domiciliada en barrio La Paz, ubicado cerca de la zona de Solidaridad. La joven sostuvo que buscaba un alquiler para comenzar a vivir sola, por lo que por recomendación de un familiar fue a la casa del acusado.

Se trata de un jubilado, quien reside en el mismo barrio La Paz, donde el sujeto aceptó darle en alquiler una habitación, previo pago de la suma de mil pesos, dinero que la joven aceptó pagar en cuestión de días, ya que debía cobrar un trabajo.
Al llegar con sus pertenencias, la joven se percató recién de que la supuesta pieza que alquiló, en realidad, estaba en un pasillo y separada con una cortina. No obstante, aceptó quedarse y comenzó la convivencia con el casero, quien tiene tres hijos más que residen en la vivienda.


Comienza la pesadilla 
En los días subsiguientes, el dueño de casa se mostró muy caballero con su nueva inquilina, a quien atendía amablemente y le ayudaba en todas sus necesidades. Las atenciones y expresiones de cariño, sin embargo, tenían un fin en especial.

El sujeto, en un momento dado, le ofreció casamiento a su nueva inquilina, quien rechazó de plano la oferta. Pese a ello, y el hecho de que luego de ello, el trato cambió, la joven decidió quedarse en la vivienda del acusado.

El 27 de noviembre pasado, en tanto y en una ocasión en que ambos se hallaban solos en la vivienda, el sujeto tomó por la fuerza a la joven, cuando ésta se hallaba en su habitación, donde luego de reducirla la sometió sexualmente.

“Ahora vas a ser mía”, fueron las palabras del agresor, quien luego de concretar el abuso, cerró las puertas con llave de la casa e impidió que la joven se diera a la fuga, lo que no sucedió hasta la mañana siguiente, cuando la víctima, al salir de su pieza, se percató de que la puerta de acceso estaba sin llave, por lo que huyó.

Minutos después, la joven, acompañada  de un familiar, regresó a la casa y se llevó sus pertenencias. En esos momentos, según denunció, el acusado le pidió que no se fuera, pero la joven se retiró y radicó la denuncia, pues presentaba lesiones por el abuso sexual sufrido.



Te puede interesar