Reclaman falta de control médico a una mujer que sufrió violencia obstétrica y mala praxis

Justicia 05 de diciembre
Se trata de una joven de 23 años quien, tras afrontar un embarazo sin complicaciones, llegó al momento de dar a luz en hospital Papa Francisco. Allí no sólo habría sido víctima de violencia obstétrica, sino que, por negligencia de los profesionales médicos, fue sometida a una colostomía.
el-informante1.jpg_594723958

Si bien el caso se dio a conocer por InformateSalta en el mes de octubre, y gracias a esto pudo ser asesorada por un equipo de abogados, la joven aún sigue padeciendo violencia institucional ya que, hasta el momento, no pudo cumplir con estudios médicos necesarios para someterse a una cirugía reconstructiva.  

Recordamos que la joven dio a luz en el Hospital Papa Francisco el 17 de septiembre. Según contó la mamá de la parturienta a InformateSalta, su hija no había sido bien atendida por lo que terminó dando a luz en el piso.

Los días posteriores al parto, cuando la joven permanecía en el hospital a la espera de recuperarse y salir de alta, detectaron una importante infección en la mujer, por lo que “le tuvieron que hacer una perforación y una colostomía para evitar que la materia fecal se mezcle con la sangre. Tuvo riesgo de que se produzca una septicemia que lleva a la muerte segura”, lamentó Sonia Orellana, madre de la chica.

Tras conocerse la historia en los medios, los abogados Juan Pablo Ignes y Eliana Laspiur Sarain se hicieron cargo del asesoramiento de la familia. Los letrados emitieron un comunicado en el cual aseguran que se encontraron con diversos obstáculos para poder avanzar con el caso.

Por un lado, con respecto a la denuncia de mala praxis y violencia obstétrica, es necesario un informe médico que especifique los daños y secuelas que pueda llegar a tener la víctima. “Esto es muy difícil de obtener porque los propios médicos se niegan a realizar dicha pericia ya que va en contra de su colega”, expusieron los abogados.

El doctor Ignes dialogó con InformateSalta y señaló que el doctor Domínguez, quien le realizó la operación de colostomía, participó como candidato a diputado provincial por Metán y resultó electo, por lo que actualmente estaría con licencia y no está atendiendo a la paciente. “Ahora nadie la quiere atender por temor a que se los responsabiliza en caso de que se presenten secuelas. Hay un tira y afloje, nadie la quiere atender porque nadie se quiere hacer cargo de posibles daños futuros”, sostuvo.

En este sentido, el abogado manifestó que la paciente no es recibida en otros hospitales y que la situación es muy compleja. “Vamos a solicitar una audiencia con el Ministro de Salud para que tome conocimiento del asunto y ver qué va decidir respecto a sancionar o no a la doctora que tuvo intervención y qué sanción le correspondería al hospital. Vamos a hacer todas las presentaciones necesarias, vía administraría, para ver qué solución nos dan porque ningún médico se quiere arriesgar a tomar el caso”.

Mientras las actuaciones legales avanzan lentamente, la joven está siendo atendida en el Hospital Papa Francisco pero no hay quien le controle el tratamiento. “Le tenía que hacer unos estudios que sólo los hace el Hospital San Bernardo, pero desde el nosocomio no quieren recibirla. En ésta última semana no se hizo el estudio necesario para determinar si puede someterse a una operación reconstitutiva”.

Con respecto a la vía penal contra la doctora que está denunciada por mala praxis y violencia obstétrica, Ignes explicó que “ya se pidió informe al Cuerpo de Investigaciones Fiscales, quien ya tomó intervención para estudiar el caso. Las consecuencias legales pueden variar desde una suspensión de la matrícula profesional hasta  una condena en prisión, dependiendo de la acusación del fiscal. La negligencia que tuvo llevó a éste extremo a una paciente que fue a dar a luz y terminó con una situación crítica”.

 

Te puede interesar