Antes de fin de año quitan impuesto a los autos y bajan precios

Nacional 09 de diciembre
El Gobierno esperaba eliminar Internos con la aprobación de la reforma impositiva, pero ante el freno en las ventas se adelantará la decisión. Los 0 km más caros bajarán un 7,5%.
autos
Todo indica que la eliminación de Impuestos para los 0 km, de entre $380.000 y $800.000 de valor de fábrica, saldría por decreto antes de fin de año. - Foto: Ámbito Financiero

Ámbito Financiero/ Las automotrices tendrán su regalo de Nochebuena. Todo indica que la eliminación de Impuestos Internos para los 0 km, de entre $380.000 y $800.000 de valor de fábrica, saldría por decreto antes de fin de año. El Gobierno está apurando el trámite para contar con la norma lo antes posible y evitar que se sigan frenando las ventas en este segmento del mercado, ante consumidores que postergan su decisión de compra hasta que el cambio tributario se refleje en los precios. Lo cierto es que tanto las fuentes oficiales como las privadas consultadas por Ámbito Financiero creen que en la segunda quincena de diciembre saldrá publicado en el Boletín Oficial y, desde ese momento, comenzará a regir. En teoría, el actual esquema tiene vigencia hasta el 1 de enero ya que se actualiza semestralmente, pero, esta vez, se decidió adelantar el cambio.

Es una buena noticia para las empresas porque desde el anuncio a fines de octubre de la reforma tributaria por parte del ministro Nicolás Dujovne, que incluye los cambios en este gravamen, se paralizaron las operaciones en las concesionarias. Algunas marcas como Audi, BMW, Mercedes-Benz y Toyota, como adelantó este diario, tomaron distintas medidas para atenuar el parate. Por ejemplo, adelantar la rebaja de precios de los modelos que van a beneficiar con la medida o prometer la devolución de la diferencia del precio cuando la eliminación del tributo sea oficial. El impacto en la baja de estos vehículos, por la quita de Internos, es de alrededor de 7,5%. Pero si bien estas marcas pudieron anticipar ese descuento asumiendo el costo, no todas están en capacidad financiera de hacerlo y se ven forzadas a perder operaciones. Además, la falta de definición genera problemas en la cadena comercial respecto a quién se hace cargo de la rebaja sobre los vehículos que ya fueron facturados a la red y van a bajar de precios. Se estima que unos 150 modelos de alta gama -con precio al público de entre $540.000 y $1.200.000 - estarán alcanzados por la eliminación de la primera escala del tributo.

Pero el problema es que la incertidumbre que se vive en el segmento de los 0 km más caros genera confusión en los compradores de los modelos de menor precio y, en muchos casos, se paralizó la facturación. "Mucha gente se acerca creyendo que todos los autos van a bajar a partir de enero. Por más que les expliquemos que no habrá cambios en los vehículos más económicos, prefieren esperar para ver qué pasa. Son ventas que se pierden" alertó el dueño de una concesionaria de marca generalista.

La idea original del Gobierno era que la eliminación del impuesto -que tiene una alícuota de 10%- se realizara en el marco de la aprobación de la reforma tributaria por parte del Congreso, pero ante la demora del tratamiento legislativo más el freno de la actividad en el segmento superior, se decidió apurar el decreto para sacarlo cuanto antes.

Diciembre es un mes sensible para el sector porque se acumulan muchas ventas de 0 km que se patentarán en enero para que el modelo se registre con fecha del año siguiente. Tradicionalmente, las terminales e importadores esperan una buena facturación que les permita cerrar sus balances con mayor volumen de operaciones. Si éstas se trasladan a enero, los números de 2017 sentirán la merma. Por eso, si el cambio impositivo comienza a regir aunque sea unos días antes de fin de año, se concretará en diciembre una gran cantidad de ventas que están condicionadas por la quita impositiva.

Con el decreto, también se modificará la segunda escala de Internos que rige para modelos de más de $800.000 de precio a concesionarias. Esa base imponible se subirá a $900.000 y seguirán pagando un impuesto del 20%.

Te puede interesar