Los casos policiales que conmocionaron a todos en el 2017: femicidios, crímenes y robos millonarios

Policiales 31 de diciembre
La cantidad de femicidios sigue en alza y 2017 no fue la excepción. A ello se sumaron otros graves casos, como el asesinato de un cambista y el de un joven que quiso defender a dos mujeres de un asalto. La zona sur, en tanto, fue escenario de tres robos millonarios, aún sin resolver.
policia3
policia3

Aunque el número de femicidios difiere para algunas organizaciones civiles que no comparten la calificación penal de algunos hechos, lo cierto es que la cantidad de casos no sólo no mermó en 2017, sino que siguió en aumento.

La mujer como blanco de una violencia extrema, es un asunto que Salta como muchas provincias hasta el momento no pudo disminuir. A dos años de la decisión del gobierno provincial de declarar a la provincia en emergencia por violencia de género, los crímenes no han cesado y Salta sigue presa de este flagelo.

De los femicidios ocurridos en este año, el primero tuvo como víctima a Andrea Edith Neri, la joven mamá de 19 años que fue asesinada de más de 40 puntazos con una gubia en la celda 372 en el Pabellón “E”, en la unidad carcelaria 1, en el penal de Villa Las Rosas.

Neri fue asesinada por su pareja, Gabriel “Chirete” Herrera, durante una visita privada. Por este hecho, cuatro guardias fueron imputados por los delitos de “incumplimiento de deberes de funcionario público y abandono de persona”.

chirete

El 6 de enero, al día siguiente del crimen de Neri, Elida del Valle Santillán, una mujer de 35 años, fue estrangulada en plena vía pública, en la ciudad de Tartagal a manos de Víctor Arias, de 49, quien quedó imputado por el delito de homicidio agravado por violencia de género y ahora espera fecha de juicio.

Más adelante, el 21 de enero en el barrio Pablo Saravia, se registró otro de los femicidios que más conmoción causó entre los salteños. Ese día, Carolina Saracho, murió quemada por su pareja, Andrés Alejandro Cruz, quien la semana pasada, tras varias audiencias de juicio, fue condenado a prisión perpetua por este horrendo crimen.

Saracho resultó con quemaduras graves en el 80 % de su cuerpo, por lo que el fiscal penal, Pablo Rivero, agravó su calificación penal por relación de pareja, violencia de género y ensañamiento.

El 1 de febrero, en tanto, en la ciudad de Orán la lista de femicidios se incrementó con el asesinato de Benita Sánchez, quien fue muerta a cuchilladas por su ex pareja, Lucas Sánchez, quien fue detenido e imputado por la fiscal, Aldana Murúa por el delito de homicidio.

El 7 de marzo, vecinos hallaron los restos de la joven Daniela Guantay, en las márgenes del río Mojotoro. Por este crimen, el fiscal, Rodrigo González Miralpeix imputó el delito de homicidio calificado por ensañamiento y femicidio a cuatro sujetos, quienes se encuentran con prisión preventiva.

El brutal asesinato de Marisa Subelza, ocurrido el 27 de mayo, fue otro de los casos de femicidio que más conmoción causaron en Salta. Por este crimen, el fiscal Ramiro Ramos Ossorio mandó a juicio a José “Ñato” Peralta, quien fue detenido como autor del crimen.

Peralta, según la acusación fiscal, trató de tener relaciones sexuales con Subelza en un descampado de Villa Lavalle, pero como la joven se resistió, la estranguló con el cordón de una de las zapatillas de la víctima. Aunque Peralta negó todo, la fiscalía logró su imputación a partir de una prueba clave obtenida por el Cuerpo de Investigaciones Fiscales; el hallazgo de restos de ADN del acusado en el cordón utilizado para matar a Marisa.
 
Yerno asesino
 
El 27 de mayo, otro hecho de sangre que tuvo como víctima a una mujer, ocurrió en Salta. Sucedió en la casa de la víctima, en el barrio El Milagro y el asesino fue su propio yerno, un joven de 25 años, quien escapó tras el crimen, pero posteriormente fue detenido y ahora espera ser juzgado. La víctima fue Celina Quipildor y el asesino Cristián Caiguara, quien mató a cuchilladas a su suegra durante una discusión que mantuvieron por cuestiones familiares.

En mayo, cabe recordar, también ocurrió el asesinato de Alejandra Párraga, la joven de 26 años que murió envenenada con cianuro por su novio, Rodrigo Gaspar Cinco, el periodista que ahora espera fecha de juicio por un delito que lo podría dejar en la cárcel de por vida.

Asimismo, en esta lista también se debe sumar el femicidio de Paola Alvarez, muerta el 5 de mayo a manos de ex novio, Santiago Zambrani, siendo este crimen uno de los que mayo conmoción causó por la frialdad puesta de manifiesto por el acusado.

paola alvarez

Un mes después, el 11 de junio en la ciudad de General Güemes, Oscar Rolando Colque mató a cuchilladas a Claudia Soledad Saracho, madre de diez hijos, quien debía haber estado protegida, ya que se había dispuesto una consigna policial, medida que no fue cumplida por la policía.

Colque, cegado por los celos, desobedeció las restricciones judiciales apareció en la casa de Saracho y la mató a cuchilladas, acción asesina que una hija intentó impedir, pero sólo resultó lesionada. El sujeto logró su objetivo, tras lo cual quedó detenido e imputado por el fiscal, Pablo Paz, por el delito femicidio. A su vez, cinco policías fueron imputados por incumplimiento de deberes de funcionario público por no haber garantizado la seguridad de Saracho.

El último de los casos de mayor impacto, en tanto, se registró el 21 de septiembre pasado, cuando Ramón Chocobar, de 23 años, mató a su ex novia, Cintia Tapia, de 25, a pedradas en un camping del dique Cabra Corral, en la localidad de Coronel Moldes.

El joven, en medio de los festejos por el Día de Estudiante, se marchó con la joven y nadie supo más de ella hasta que otros muchachos encontraron el cuerpo de Tapia con el rostro masacrado a golpes. Chocobar la había matado a pedradas. Imputado se encuentra detenido e imputado por femicidio por el fiscal, Ramos Ossorio, Chocobar.
Cintia Tapia

 
Cambista asesinado
 
Otro de los asesinatos que conmovieron a los salteños tuvo como escenario una oficia ubicada en un edificio a metros de la plaza 9 de Julio, en el corazón de la “City Salteña” y la víctima fue el cambista Felipe Torres, quien murió debido a fuertes golpes recibidos en la cabeza.

Por este hecho, fue detenido e imputado por el crimen, Sergio Sebastián Lombardero Salas, quien, al parecer, llegó a la oficina de Torres, en calle España 618, con intenciones de “arreglar” alguna cuenta que incluía una gran suma de dinero, pues de la oficina faltaba plata.

El asesinato, ocurrido en horas de la mañana, sacudió a los salteños, quienes de pronto fueron testigos del despliegue policial, peritos y forenses en un sector importante del casco céntrico. Aunque al inicio todo parecía una incógnita, posteriormente, el caso se esclareció y el 6 de abril, el fiscal, ramos Ossorio remitió la causa a juicio.

cambista cif españa

La muerte de Carlos Alberto Mamani, un hombre de 38 años de Villa Lavalle, fue otro de los crímenes que generó un hondo pesar, pues este vecino fue asesinado cuando intentó defender a dos mujeres que eran asaltantes en la vía pública, circunstancias en que recibió una mortal cuchillada que le quitó la vida en razón de horas.

Ocurrió el 18 de octubre, alrededor de las 22, cuando dos mujeres, que habían descendido de una unidad del corredor 7 “Troncal”, caminaban por inmediaciones de las calles Río Piedras y Julio Paz, donde fueron abordadas por un asaltante.

Mamani, que vio lo que sucedía, no se quedó ajeno e intervino. Como resultado de ello, el delincuente le asestó una cuchillada en el pecho, lo que motivo su traslado de urgencia al hospital San Bernardo, donde los médicos intervinieron quirúrgicamente a Mamani, pero pese a los esfuerzos realizados no pudieron salvarle la vida.

Tras varios meses de pesquisas, se logró la detención del supuesto asesino, Fabián Héctor Salas, quien fue imputado por el delito de homicidio criminis causa por el fiscal, Pablo Paz. La muerte de Mamani generó marchas y profundo dolor en Villa Lavalle.
 
Robos millonarios
 
No sólo los cruentos asesinatos fueron la nota destacable en este año, sino también una serie de robos millonarios, cometidos en su mayoría bajo la modalidad de “motochorros”, asaltantes movilizados en motocicletas de altas cilindradas que actúan con una precisión casi milimétrica sobre blancos de los que, por lo general, ya tienen información previa.

El primero de estos atracos ocurrió el 10 de marzo, cuando dos asaltantes, con los cascos protector puestos en sus cabezas ingresaron al corralón Rosso, en avenida Chile al 1.400, minutos antes del cierre del local comercial, y cuando en el salón sólo había dos empleados.

Los asaltantes, fuertemente armados, redujeron a los trabajadores y se dieron a la fuga con la recaudación, una suma de 400 mil pesos. Botín en mano, los delincuentes salieron por el frente del negocio, subieron a las motocicletas que lo esperaban, conducidas por sus cómplices, y desaparecieron.

corralon rosso salta

El 9 de mayo, dos meses después, otra vez una banda de “motochorros” volvió a dar la nota, también en la zona sur, aunque en esta oportunidad el despliegue fue mayor y el botín prácticamente fue tres veces mayor al robado en el corralón Rosso.

En este golpe, los asaltantes se llevaron un botín de 1.295.000 pesos, como así también  25 cheques que hacían una suma de 1.292.657 pesos. El dinero y los documentos pertenecían a la empresa Dycar – Borigen Betzel SRL, cuya concesionaria se encuentra avenida Paraguay al 2600.

Cristián Abud, empleado y víctima del asalto, contó en su denuncia que todo sucedió en la playa de estacionamiento del banco Patagonia, ubicado pocos metros antes de la rotonda de Limache, a donde fueron para realizar el depósito del dinero.

El dinero iba acondicionado en una caja de cartón con el logo de General Motors y en una mochila gris. Acompañado por Nadia Hussein, empleada, Abud, contador de la concesionaria, llegó al banco en una camioneta Chevrolet Montana.

Apenas detuvo la marcha del vehículo, Abud se dispuso a descender, cuando un sujeto apareció, lo empujó hacia el interior del rodado y le roció el rostro con gas pimienta. Con esta táctica, los “motochorros” se apoderaron de la caja y la mochila.
Los testigos indicaron que al lugar llegaron cuatro motocicletas, las que habría tenido la función de apoyo y posteriormente, en caso de persecución, despistar a la policía. Pero nada de eso fue necesario, ya que los delincuentes dieron el golpe de sus vidas. Un automovilista intentó perseguirlos, pero los asaltantes lo perdieron con facilidad en inmediaciones del barrio San Remo.

Por este robo, se logró posteriormente la detención de cuatro sujetos, sin embargo, no existen pruebas suficientes de la participación de los mismos en el asalto, como así tampoco se pudo recuperar la totalidad del dinero robado.
rotonda cofhutos ok

A estos casos debemos sumar el ocurrido el pasado viernes por la mañana, donde 2 sujetos en una motocicleta robaron una mochila de un vehículo detenido en el semáforo de Av. Paraguay, frente al mercado CoFrutHos, llevándose $1.500.000. No fueron detenidos ni recuperado el botín.
 
En el día de sus cumpleaños
 
El 9 de julio, en horas de la tarde, Julio Dagun, un empresario local, fue blanco de otro asalto millonario, golpe perpetrado por tres delincuentes. Los ladrones lo despojaron de una suma aproximada de 2 millones y medios de pesos, entre efectivos y joyas.

Mientras Dagun festejaba su cumpleaños en una casa de Cerrillos, los delincuentes irrumpieron en su casa de calle Sarmiento al 700. Los delincuentes ingresaron por la terraza del edificio y luego de sortear unos techos se introdujeron en la parte del negocio, donde funcionan los talleres para confeccionar los artículos deportivos que tiene a la venta.

Los ladrones destrozaron dos cajas fuertes, otra no la pudieron abrir y se llevaron la restante. Lo más llamativo es que los ladrones se llevaron el dinero sustraído en valijas y mochilas que encontraron en el domicilio. Cuando estaban en una terraza tratando de fugarse fueron avistados por una vecina de otro edificio, que dio aviso a las autoridades. Sin embargo, los malhechores lograron saltar hacia otro edificio que tiene unas escaleras exteriores, desde donde lograron descender hacia la calle antes de ser descubiertos.

dagun robo caja fuerte

Días más tarde, el 24 de julio a plena luz del día, un empleado de una distribuidora comercial local fue blanco de otro ataque de “motochorros”, los que esta vez lograron llevarse una suma de 1.200.000 pesos, dinero que el trabajador llevaba al banco para depositar.

Los ladrones, sin embargo, lograron interceptar en la esquina de San Martín y Lerma, esquina donde el empleado, Sergio Núñez, quien llevaba en realidad dos millones de pesos, pero dividido en dos bolsos. Una de ellas, la que contenía la mayor cantidad, fue sustraída por los “motochorros”, quienes rompieron la ventanilla del auto y tomaron el botín.

El 29 de julio, a los días del robo en el parque San Martín, otro empresario local, Fernando Ossola, denunció otro robo millonario. Esta vez el blanco fue una distribuidora de bebidas, Energy Norte SRL, ubicada en la calle 12 de Octubre al 800.

El empresario, quien fue anoticiado del robo cuando se hallaba en San Lorenzo, regresó a la distribuidora y se dio con el robo de una suma de 1.500.000 pesos, dinero que se hallaba en la oficina del empresario y había quedado listo para ser depositado al día siguiente.

Por estos robos, la justicia aún no pudo esclarecer los hechos. Si bien se realizaron numerosos allanamientos y detenciones, lo cierto es que aún no se llegó al desbaratamiento de estas bandas de delincuentes, en su mayoría “motochorros”, quienes hicieron de 2017 un año muy fructífero.

Te puede interesar