Caballería de Salta: “Los animales ingresan en muy mal estado y es difícil recuperarlos”

Sociedad 03 de enero
Así lo manifestó el inspector Marcelo Choque, veterinario de la Policía, tras las denuncias públicas por la crítica situación de los caballos secuestrados por contravención o por órdenes judiciales. “Hace dos años no tenemos remates para que estos animales salgan”, dijo.
26166930_10215498843847989_880466707575231711_n

Ante la preocupación manifestada por proteccionistas y agrupaciones gauchas por el mal estado de los caballos y animales secuestrados por Caballería, desde el organismo explicaron que, pese a los cuidados sanitarios y alimenticios que reciben, los animales entran en muy mal estado y es difícil recuperarlos.

El inspector Marcelo Choque, veterinario de la Policía, dialogó con InformateSalta y señaló que se trata de animales que ingresan por causas judiciales, es decir por denuncias de malos tratos, por robo u otras situaciones, y por causas contravencionales cuando están sueltos en la vía pública poniendo en peligro la vida de las personas.

“Actualmente tenemos un promedio de 200 a 230 equinos y además 21 vacunos. Hay una gran falta de responsabilidad de los propietarios. Los dejan a la deriva por la situación en la que se encuentran. Algunos vienen sin dentaduras y con problemas graves de bicheras y gusanos. Otros tienen un estado avanzado de edad, entonces el propietario lo abandona en la calle porque sabe que lo vamos a secuestrar”, señaló Choque.

El veterinario aseguró que los animales tienen cuidaos desde el punto de vista alimentario y sanitario. “Cada animal que ingresa tiene un examen veterinario. Hasta la fecha no me tocó controlar ninguno que ingrese con buen estado de salud, la mayoría son de regular a malo. Ingresan con avanzado estado de desnutrición”.

Con respecto al presupuesto que se destina para alimentarlos, Choque dijo: “Tenemos una erogación de casi $750.000 en alfa. Un fardo cuesta cerca de $150. Hace dos años no tenemos remates para que estos animales salgan. Está todo dentro de una órbita judicial, nosotros no podemos donar los caballos, tenemos que pedir autorizaciones al juzgado. Esto va creando la acumulación de animales. Tenemos caballos con causas judiciales estancadas hace 15 años".

Choque destacó que cuando ingresa un animal bueno, es decir bien cuidado y alimentado, los propietarios los retiran a los pocos días. “Pero el que no los cuida, el que no tiene una conciencia de tenencia responsable, los abandona en la vía pública y sabe que en algún momento lo va a recuperar. En estos casos tampoco los sacan, porque las multas aumentan de acuerdo a las cantidades de veces que comete la misma infracción. No pagan la multa y esperan al remate porque sabe que en lugar de pagar $3000 lo van a sacar por remate a $300”.

Sobre posibles soluciones a esta problemática, el veterinario manifestó que pese a las múltiples posibilidades que se plantearon, “es algo que tiene que resolverse en fiscalía. Una alternativa fue que se construyan corrales y que los propietarios se hagan cargo de alimentarlos, se probó un tiempo ésta opción pero los propietarios no se hacen presentes”.

Otra alternativa de las agrupaciones gauchas es que ellos podrían donar sus campo para que los caballos se alimenten libremente, pero aún no hay ningún proyecto concreto. “Con tres o cuatro remates al año no tendríamos esta cantidad y no sería tan oneroso alimentarlos. Como profesional, me duele mucho ver a los animales así”, finalizó.

 

 

 

 

Te puede interesar