B° Solidaridad: Los policías dispararon, no dieron el alerta y se fueron a trabajar

Justicia 04 de enero de 2018
Así lo confirmó el fiscal Rodrigo Miralpeix a InformateSalta. Ambos policías se encuentran detenidos por la muerte de Nahuel Salvatierra de 17 años tras un disparo en la cabeza. La causa fue caratulada como homicidio calificado consumado por alevosía por abuso de la función.
miralpeix - caso solidaridad

Avanza la investigación para esclarecer el homicidio de Nahuel Salvatierra ocurrido anoche en el barrio Solidaridad, cuando recibió un disparo en la cabeza. El Fiscal  Rodrigo González Miralpeix que interviene en la causa contó a InformateSalta que el cabo Cardozo fue imputado por homicidio calificado por alevosía y por ser cometido por un funcionario policial y el sargento Aguilera Alanís como coautor, “entendemos que ambos son responsables”.

“Anoche se presentaron dos policías,  al parecer a disuadir un presunto enfrentamiento que había en la zona, uno de los policías se bajó de la moto en la que andaban, que era particular, el otro quedó  abordo. En un momento determinado, entendemos el que estaba abordo, de apellido Cardozo,  sacó el arma reglamentaria,  la accionó y le pegó en la parte occipital. El chico cayó  al suelo y falleció a las pocas horas”, contó el fiscal.

En su relato dejó en claro que ambos uniformados estaban yendo a prestar servicio “pasaban ocasionalmente por la zona. La razón del agravante es la utilización del arma, porque entendemos que la situación bajo ningún punto de vista ameritaba el uso de un arma letal”.

Según los registros no dieron aviso a nadie, se subieron  a la moto y abandonan el lugar con total impunidad. Minutos más tardes, investigadores del Sector 8 detuvieron a Aguilera Alanis, en el Hospital Papa Francisco donde prestaba servicio, en el predio encontraron  la moto. Luego hallaron al cabo Cardozo quien estaba asignado a una consigna de la Escuela Juan José del Valle en Barrio Libertad. Por orden de la justicia les secuestraron las armas, credenciales, ropa, un mochila y la moto.

El fiscal aseguró que el arma utilizada fue una pistola 9 milímetros, que corresponde al arma reglamentaria. “El impacto es producido atrás de la cabeza, estaba de espaldas, tenemos que precisar la distancia. Ellos (por la víctima y uno de sus amigos) no estaban armados”.

Respecto a las razones por las cuales ocurrió el incidente que terminó en una tragedia, dijo que existen llamados al 911 previos al disparo, que daban cuenta de un enfrentamiento. También hubo llamados posteriores a escucharse el disparo. En las actas policiales están detallados lo nombres de los vecinos que fueron testigos, dos mayores y un menor, quienes contaron que fue el policía quien accionó el arma,  confirman que estaban uniformados en una moto particular.

Te puede interesar