Conocé cómo cuidar tu piel durante el verano

Sociedad 08 de enero
Además de usar protectores, ropa suelta y sombreros, es necesario tomar mucha agua. También se recomienda evitar las comidas abundantes y el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces. Aconsejan no realizar ejercicio extenuante.
cuidadodelapiel

Durante la temporada de verano se realizan diversas actividades al aire libre, por lo que la piel está mucho más expuesta al sol y es necesario tomar ciertos recaudos para cuidarla y prevenir el riesgo de contraer alguna patología de riesgo como el cáncer dérmico.

En vista de ello, el Ministerio de Salud Pública recomienda a la población que adopte los siguientes cuidados, especialmente en relación a lactantes, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Además de usar protectores solares autorizado e indicados por un profesional en Dermatología, se sugiere

  • Tomar mucha agua durante el día. 
  • Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, que hayan sido previamente lavados con agua segura. 
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, o muy dulces, y las infusiones calientes. 
  • Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros. 
  • No realizar ejercicio físico extenuante. 
  • Proteger del sol el rostro, poniéndose sombrero. 

En lactantes y niños pequeños se debe usar pantallas de protección completa y evitar la exposición solar entre las 11 y las 16:30 horas. También se recomienda: 

  • Darles el pecho con más frecuencia. 
  • Hacerlos beber agua fresca y segura. 
  • Trasladarlos a lugares frescos y ventilados. 
  • Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca cada dos horas. 

Si una persona siente mareos o se desvanece, se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces, y se le puede colocar agua fría en las muñecas para aliviarla.

Otros síntomas de alerta son: dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración –que cesa repentinamente–, somnolencia y respiración alterada. Frente a ellos, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Si algún integrante de la familia estuvo durante un largo periodo de tiempo bajo exposición de rayos ultravioletas, se aconseja además de la rehidratación, la utilización de cremas y productos postsolares. En los próximos días deberá evitar el sol hasta que la piel este totalmente recuperada.

Evitar untarse aloe vera u otros tipos de plantas o verduras o cualquier otro remedio caseros.

Te puede interesar