¿Es seguro decolorarse el cabello?: Consejos para evitar daños irreversibles

Salud El viernes
El reciente caso polémico de una salteña que quiso cambiar de look y terminó perdiendo gran parte de su cabello en una peluquería de barrio El Tribuno despertó la inquietud de cómo saber elegir un profesional y a qué tratamientos someterse.
33H4_900

InformateSalta dialogó con la estilista Claudia Chuchuy, quien nos asesoró acerca de los cuidados y precauciones que se deben tener antes de elegir un cambio de color en el cabello. Señaló que los tratamientos de decoloración son los más elegidos por las Latinas.

Ayer se conoció el caso de una joven salteña que pasó una terrible experiencia en una peluquería de barrio El Tribuno, donde fue para hacerse un “Balayage”, una técnica francesa que se puso de moda en los años 90, con la que se consigue una distribución uniforme de luminosidad en el cabello. Es un barrido de color desde la raíz hasta las puntas.

En términos corrientes, el “Balayage” es un tipo de decoloración que consiste en la aplicación de agua oxigenada de distintos volúmenes, dependiendo la base de color de cada cabello. En el caso de la joven salteña, se aplicó primero agua oxigenada de 40 volúmenes y luego de 100 volúmenes. El cabello sufrió daños irreversibles, al punto en que la joven perdió gran parte del mismo.

“El trabajo de decolorado no es fácil. El balayage, californianas, mechas, reflejos, son tratamientos que llevan un trabajo de decoloración. El 90% de latinas tienen base oscura de 3 o 4 y quieren llegar a una altura de 9 o 10, que es un rubio muy claro”, sostuvo en InformateSalta la especialista Claudia Chuchuy.

cabello

Los decolorados están muy de moda, sin embargo, exponerse a tratamientos tan invasivos para el cabello conlleva la responsabilidad de elegir profesionales expertos y no arriesgarse con principiantes.

“La clienta tiene que saber que una buena decoloración lleva tiempo. El rubio muy claro a veces no se llega con una sola decoloración. La peluquera es responsable en usar buenos productos y hacer una prueba de resistencia en el cabello. Hay muchos pasos a seguir antes de hacer un trabajo”, manifestó Chuchuy.

La estilista sostuvo que hay marcas internacionales que ofrecen productos que disminuyen el deterioro del pelo, productos inteligentes para distintos tipos de cabellos: “Lo barato sale caro. Muchas clientas vienen a consultar  y preguntan los precios, dependiendo de los tratamientos, las decoloraciones pueden llegar a costar entre $1600 y hasta $3.000. Son trabajos artesanales y se usan productos de muy buena calidad. Lo que pasa es que son productos caros”.

Chuchuy contó que viene de una familia de peluqueros. “Mi abuela era colorista, ella nos enseñó a trabajar con agua de 100 volúmenes, pero yo no uso ése volumen. La cutícula, el cemento intercelular siempre se desgasta. Por más que usemos buenos productos, el pelo se sensibiliza. Uno tiene que explicarle a la clienta los procesos por los que se va a atravesar y la clienta tiene que continuar realizándose tratamientos nutritivos”.

Ir de a poco es el principal consejo. La que es morocha que quiera ser rubia tiene que saber que no se puede lograr eso de un día para el otro. “Hay que ir preparando el pelo. En Salta hay muchas peluquerías de renombre, eso no significa que no te pueda ocurrir algún incidente, pero no de esta magnitud”, dijo Chuchuy en referencia a los que sucedió en la peluquería de barrio El Tribuno.

Te puede interesar