Unos 950 pacientes siguen esperando para operarse

Salud 13 de enero de 2018
Faltan quirófanos, y los médicos priorizan las cirugías de emergencia.
san bernardo
Las salas y pasillos del San Bernardo siguen congestionadas. - FOTO: El Tribuno- Pablo Yapura

El Tribuno/ Desde noviembre, el hospital San Bernardo tiene un listado de 950 pacientes que esperan por una cirugía porque los quirófanos no alcanzan.

El gerente de Atención a las Personas del hospital, Horacio Mdalel, contó que el número no cambió desde fines de 2017 pero tampoco se incrementó, ya que se realizaron muchas intervenciones traumatológicas. "Evidentemente hace falta una ampliación edilicia que ya está planteada desde Nación", afirmó el gerente.

El ministro de Salud de la Provincia, Roque Mascarello, les adelantó que se está trabajando para aumentar diez quirófanos y una terapia intensiva.

Mientras tanto, los profesionales tratan de aprovechar al máximo la red sanitaria con lo que tienen a disposición. "Es la única forma que tenemos para dar respuesta a la creciente demanda por el aumento poblacional y el caudal de los que ya no tienen obra social, que antes iban a los privados y ahora acuden a la salud pública", aseguró Mdalel.

El proyecto para implementar un área de cirugía mayor ambulatoria aún no prospera en el San Bernardo porque no se recuperó el espacio que ocupaba la Fundación Lapacho para talleres de prevención y asistencia a mujeres víctimas de violencia dentro del edificio.

Plan de organización

La planificación adecuada permitiría que un paciente que está en un determinado hospital o centro de salud y no puede recibir la atención que necesita sea derivado a un centro de mayor complejidad. En esa escala, el hospital San Bernardo debería ser el ultimo escalón. "Sin embargo,recibimos todo", señaló Horacio Mdalel.

El objetivo de la coordinación de Referencia y Contrarreferencia del Ministerio de Salud Pública, que ocupa actualmente Mdalel, es evitar que colapsen los hospitales con casos sencillos que podrían resolverse en otros lugares.

Roque Mascarello, titular de la cartera, enfatiza que pretende que cada centro de salud cumpla con la "carta de servicios" y que, de lo contrario, se trabaje en ajustar lo que no se cumple. La idea, asegura, es "optimizar la red sanitaria en beneficio de los salteños".

Frente a este panorama, los médicos tienen claro que es prioritario estudiar las falencias que tiene el hospital de la zona sudeste, ya que aún no contiene en la primera atención, por medio de servicios de menor complejidad, para ayudar a descomprimir la atención en el San Bernardo.

El centro sanitario del sur de la ciudad se inauguró en octubre de 2013 y demandó una inversión de 75 millones de pesos.

Te puede interesar