Submarino ARA San Juan: familiares y expertos piden que se amplíe el radio de búsqueda

Nacional 14 de enero de 2018
El rastrillaje parece haber entrado en un callejón sin salida. La duda es que los restos del buque no estén en la zona donde la Armada lo está buscando, que ya fue verificada dos veces.
submarino 5
El submarino ARA San Juan desapareció hace dos meses. - Foto: Archivo

Clarín/ En los 60 días que pasaron desde que el ARA San Juan emitió su último mensaje, la Armada –apoyada por una coalición de 12 países– centró el operativo de búsqueda en un área de 40 kilómetros de radio alrededor del lugar donde presuntamente se detectó una "anomalía electroacústica consistente con una explosión".

Allí, en ese enorme sector del Atlántico Sur, que ya fue rastrillado más de dos veces, los equipos de más avanzada tecnología investigaron decenas de "indicios" en el fondo del mar, pero todos terminaron siendo descartados. Hoy, a dos meses de la desaparición, nadie sabe dónde está el submarino y el operativo parece haber llegado a un callejón sin salida. ¿Por qué no lo encuentran? Tanto los familiares de los 44 tripulantes como expertos en navegación consultados por Clarín creen que la respuesta es tan simple como contundente: consideran que no lo estarían buscando en el lugar correcto.

"Hace tiempo venimos pidiendo que amplíen la zona de búsqueda. Tienen que reconocer de una vez que la hipótesis (la explosión) en la que se basaron para diagramar el operativo está errada. Cuando el embajador de Estados Unidos anunció que retiraban el buque Atlantis después de haber barrido dos veces el área que asignó la Armada dejó en claro que el submarino está en otro lado", dice Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián y abogado querellante en la causa judicial que se tramita en Caleta Olivia.

El letrado dijo que las autoridades de la Armada "no dan respuestas", por lo que intentará reunirse directamente con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y con el nuevo Jefe del Estado Mayor General de la Armada, el vicealmirante de Infantería de Marina José Luis Villán, para pedirles cambios en la búsqueda.

Para Fernando Morales, perito naval y presidente de la Liga Naval Argentina, existe la posibilidad de que el San Juan haya estado navegando "a media agua, en una altura indeterminada" y que, tras la explosión, "se haya derivado por la corriente y alejado hacia otra zona". "Los sonares que se usan en la búsqueda son muy efectivos. Se detectaron muchísimos indicios, incluso tanques de aceite más chicos que el submarino", agregó el experto.

"La conclusión es que se niegan a admitir que pueda estar más lejos. No les queda otra que extender el área de búsqueda. De hecho, los rusos ya manifestaron su enojo en Cancillería porque la Armada no les dejó buscar en otro lado", reveló Morales.

Horacio Tobías, ex jefe de inmersión del San Juan, evitó criticar al operativo ("Tengo que confiar en la gente que sabe", dijo), aunque sí se permitió dudar acerca de "la precisión" de los datos que brindó el organismo nuclear con sede en Austria sobre el punto exacto de la explosión del buque: "Lo fueron a buscar ahí, ya está todo rastrillado y no hay ningún indicio. Todo puede ser. Sólo vamos a saber qué pasó cuando encontremos un resto. Hoy parece muy difícil que aparezca".

Al responder sobre la posibilidad de que el buque haya quedado destruido por completo (casi desintegrado) por una implosión en una fracción de segundo, como reportó días atrás un analista vinculado a la Marina de Estados Unidos, los expertos se mostraron escépticos. "El submarino está hecho de un acero muy resistente. En caso de explotar por exceso de presión se rompería por un punto débil, no estallaría en mil pedazos. La identidad del buque se mantiene", opinó Tobías. En la misma línea, Morales sentenció: "No hay antecedentes, al menos conocidos en la historia naval reciente, de que una mole de 2.700 toneladas de peso y 60 metros de largo desaparezca sin dejar rastros".

Consultado por Clarín respecto al estado de la búsqueda, el vocero de la Armada, Enrique Balbi, aseguró que "se ha buscado también al norte y fuera del área circular, a ambos lados de la ruta del submarino camino a Mar del Plata". Incluso explicó que se hicieron rastrillajes en diferentes puntos alejados que hasta habían sido indicados "por videntes" que acompañan a algunos de los familiares, sin éxito.

Te puede interesar