Hubo 7 mil pedidos de ayuda para niños en ambientes de violencia

Gobierno 16 de enero de 2018
En 2017, las intervenciones oficiales crecieron un 75 por ciento en comparación con 2016. "Se duplicaron, lo que generó que estemos a pleno en la capacidad cubierta de los hogares" indicó el Secretario de la Niñez y Familia, Rodrigo Fernández.
centros transitorios - sec niñez

Por maltrato o algún derecho vulnerado, cada vez más chicos necesitaron la asistencia del Estado. En el extremo de los casos son alojados en hogares transitorios. Según estadísticas de la Secretaría de Niñez y Familia, en 2017 hubo unos 7 mil pedidos de intervención, un 75 por ciento más que los 400 casos del 2016, publicó El Tribuno

Estas actuaciones consisten principalmente en el trabajo de equipos técnicos para fortalecer a las familias donde hay niños con un derecho vulnerado por cuestiones económicas, de salud, vivienda y educación. Cuando hay graves riesgos, los chicos se alojan en los hogares, conocidos en Salta como Centros de Inclusión Transitoria (CIT), o se entregan a otros familiares. 

"Hubo un incremento exponencial de la cantidad de intervenciones, requerimientos de actuaciones. Se duplicaron, lo que generó que estemos a pleno en la capacidad cubierta de los hogares. Se advirtió complejidad en situaciones familiares de gravedad, como trata, consumo de drogas y violencia. Existe un crecimiento en la comunidad de la vulneración de los derechos de los niños", planteó el secretario de Niñez y Familia de la Provincia, Rodrigo Fernández. 

Rodrigo Fernandez secretario Niñez y Familia

Según estadísticas, las principales causas por las que los niños o adolescentes son enviados a los hogares son dos: porque han sido víctimas de violencia, maltrato o porque sufrieron abuso sexual en el seno familiar.

"Por otra parte, se presentan muchos casos de jóvenes que tienen alguna patología vinculada con salud mental, lo psiquiátrico, en varios casos los problemas son derivados del consumo y adicciones", detalló Fernández. 

La Secretaría de Niñez y Familia puede tomar conocimiento de un niño en situación de vulnerabilidad por distintas vías que pueden alertar, como directivos de escuela, el 911, agentes sanitarios, el Poder Judicial. 

secretaria niñez y familia

Tras una alerta, envían un equipo conformado por un trabajador social y un psicólogo que analizan la situación y recomiendan si es pertinente retirar al niño de su hogar. 

"En esos casos emito una resolución, un acta en la que ordenó el retiro compulsivo del niño. Se buscan antecedentes, se realiza la investigación y se remite todo al Poder Judicial que hace el control de legalidad", puntualizó el funcionario. 

Cuando un caso es de extrema gravedad y urgente interviene un juez de Menores. En el marco de una denuncia se actúa para resguardar al niño y alojarlo en un hogar y luego se regulariza la documentación. 

Actualmente existen 23 hogares en toda la provincia con diferentes denominaciones pero que funcionan con un esquema similar, con divisiones por edades y género. Ocho de esos hogares están en la capital salteña y son llamados Centros de Inclusión Transitoria (CIT). 

Los hogares recibieron 263 niños, niñas y adolescentes, según el último relevamiento para el Consejo Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (CNNAF). El número no es estático sino que varía, porque hay ingresos y egresos permanentemente.

Te puede interesar