Peritaron 6 empanadas pagadas con $ 500 truchos: de no creer

Nacional 16 de enero de 2018
La causa derivó en una investigación científica sobre la media docena de carne.
46690_p

“Auxilio, auxilio”, gritó la empleada de la casa de empanadas “La Flor Más dulce”. Le habían pagado media docena de carne con un billete trucho, y tras una persecución la policía se logró detener a tres personas que tenían en su poder varios fajos de 500 pesos apócrifos.

Fue el 16 de marzo de 2017 cuando P.S.G entró al local ubicado en Piedras 828, de Capital Federal. Pidió media docena de empanadas de carne. Al pagar, sacó primero un billete auténtico de 500 pesos, y cuando la empleada se preocupó en ver si tenía el cambio pertinente para darle, ahí la ahora imputada cambió el billete legal por el trucho.

Cuando la empleada se dio cuenta, la delincuente se subió a su Citroen C3 en el que había otras dos personas, N.E.C y Y.L.D. Una motociclista empezó a perseguir al vehículo en cuestión y luego se le sumó personal de la Comisaría 2 de la Ciudad. 

La persecución fue por la calle México, luego por Avenida Paseo Colón y finalmente por la Autopista 25 de Mayo. A poco de llegar a Autopista Dellepiane el Citroen C3 se vio obligado a frenar por el peaje. La Policía aprovechó la circunstancia y los detuvo. 

Los ahora acusados habían querido sacarse de encima otros billetes también apócrifos, que los tiraron por la ventanilla durante la persecución. Eran otros ocho de 500 pesos cada uno, que finalmente la policía los encontró tirados en el pavimento. 

El juez Rodolfo Canicoba Corral procesó a la mujer que compró las empanadas con el billete trucho pero dictó la falta de mérito de los otros dos porque consideró que no había pruebas para determinar que ellos sabían de la existencia de los billetes truchos en cuestión.

Lo curioso fue que la Policía aportó un peritaje sobre las empanadas (sí sobre la media docena que se pagó con el billete trucho). “Procedí a examinar un total de seis empanadas, las cuales por el repulgue se tratan de carne; las mismas se encuentran sin consumir, al horno, de masa criolla; este comestible se encuentra evaluado en comercio por unidad en la suma aproximada de 17 pesos, por un total de $ 102. Se recomienda mantener en lugar resguardado y refrigerado”, reza el informe que consta en la causa judicial. 

El caso aún sigue en trámite pues el fiscal federal Federico Delgado apeló la falta de mérito que el juez decretó de los otros dos imputados porque entendió que estaban en el auto que fue utilizado para darse a la fuga tras la maniobra, el pago de las empanadas con el billete trucho, y en función de ello eran cómplices. 

Te puede interesar