Dejó a su marido infiel y bajó 77 kilos: Increíble antes y después

Medios 04 de febrero de 2018
Leanne Champ, de 28 años necesitaba cambiar su vida y lo logró al deshacerse de su marido.
23447_aa

Algunas veces la adversidad puede sacar lo mejor de nosotros e inspirarnos a lograr aquello que pensamos que jamás sería posible. Por eso cuando Leanne Champ, de 28 años, descubrió que su marido le era infiel, decidió hacer algo para mejorar su vida en todos los aspectos, y lo logró.

Leanne se casó cuando tenía 21 años, para poder atender a su nueva familia decidió dejar su trabajo y conseguir uno de medio tiempo, pero el estrés la hizo cambiar sus hábitos alimenticios. Pronto se convirtió en una cliente frecuente de McDonald’s y dejó de hacer ejercicio.

Ella admite que la comida era su mecanismo de defensa y que a pesar de estar al tanto de su aumento de peso, no podía hacer nada para cambiar pues estaba viviendo un periodo muy doloroso.

"Tenía una dieta poco saludable que consistía en comer muchas bolsas de papas y viajes a McDonald’s todos los días, además, reduje el ejercicio al mínimo".

Pero un día se deshizo de su esposo y de todo el peso de más

Un día la joven se subió a la báscula y descubrió que pesaba 127 kilos, su esposo la engañaba y ella estaba muy cansada de la situación. Una mañana, después de mirarse al espejo, se dio cuenta de que tenía que enfocarse en su propia felicidad y comenzó a hacer algunos cambios drásticos en su vida.

"Tenía 24 años, me subí a la báscula y pesaba lo que nunca imaginé que llegaría a pesar. Sabía que las cosas tenían que cambiar, y dejé un matrimonio infeliz en el que mi esposo estaba teniendo una aventura y, de paso, (dejé) 77 kilos que me sobraban".

Después de terminar con su infeliz matrimonio, comenzó un régimen alimenticio saludable y decidió tomar clases de natación. Admite que su inspiración para lograrlo fueron las fotografías de las famosas que habían conseguido perder peso.

"Quería alcanzar mi objetivo, tener una imagen en la mente de lo que quería y cómo me quería ver, mentalmente me ayudó a concentrarme para poder comenzar. En ese momento seguía a muchas celebridades en línea y encontré sus selfies muy inspiradoras. Cuando ellas publicaban cómo lograron cambiar sus cuerpos y lo que hicieron, pensaba: ‘si ellas pueden, yo puedo’".

Había leído mucho sobre lo malo que eran las dietas basura y los métodos fáciles para perder peso, y no quería que eso me pasara a mí. Sabía que para perder peso tenía que hacerlo de una forma saludable, así que algunas veces caía en la tentación y eso me ayudaba a quitarme la enorme presión que tenía.

Deseaba cambiar mi apariencia física, pero lo que más necesitaba era cambiar la forma en que me sentía conmigo misma, ya que había tenido un par de años muy difíciles.

Y su esfuerzo le llevó a excelentes resultados. Después de 18 meses trabajando en su cuerpo, un día se dio cuenta de que por fin había alcanzado la meta que tanto anhelaba.

Decidí no estar al pendiente de la báscula ya que no quería estar decepcionada, así que me daba cuenta de que iba bien cada vez que cambiaba mi talla, cómo me veía en el espejo y cómo me sentía.

"Cada día me sentí más cómoda con mi talla y decidí mantenerme en ese peso en vez de perder más kilos. Ahora sé cómo cuidar de mi peso y de mis pensamientos, es mucho mejor ahora. Es increíble lo que puedes aprender en un año y medio".

Te puede interesar