Filman a móvil policial descargando equipamiento para una carpa

Reclamo 08 de febrero de 2018
Las imágenes, en las que se ve claramente la colaboración de los efectivos policiales con un empresario, fueron tomadas en el ingreso del lugar conocido como Carnaval del Pujllay, en barrio San José.

Vaya sorpresa. Una camioneta de la policía en vez de custodiar las calles y preservar la seguridad de los vecinos, era utilizada como medio de transporte de equipamiento para la carpa conocida como Carnaval del Pujllay -  Fantástico Macondo, en el Barrio San José, ubicado en la zona oeste de la ciudad.

Fue una vecina, cuyo nombre preferimos reservar, quien captó el momento exacto en que el móvil 1417 estacionó en el ingreso, abrió la caja del vehículo y los efectivos, junto al personal del lugar, comenzaron a descargar cajas y cajones.

Lo que más indignó a la señora es que pese a que se cansó de llamar para denunciar los ruidos molestos que se generan en el lugar, ubicado en el medio de varias casas familiares, y que funciona hasta altas horas de la madrugada los domingos, nunca le llevaron el apunte.

Llamé un montón de veces por los ruidos molestos y nunca vinieron. Una vez de casualidad miro por la ventana, y justo venía el móvil descargando cosas al galpón, saqué el celular y me puse a filmar y ahí entendí porque nunca vinieron ni nos dieron bolilla,” contó la mujer a InformateSalta.

En este sentido, expresó su malestar por los problemas que genera a los vecinos el funcionamiento de la misma. “Estamos cansados, no sabemos qué hacer. Tengo dos denuncias contravencionales ya hechas al señor este y me llamaron a mediación. Quedó como común acuerdo pero yo sinceramente no sabía hasta un mes atrás que pregunté qué había pasado con esa denuncia,” indicó.

Música a muy altos decibeles, autos estacionados hasta en los ingresos de los garajes, tránsito constante durante la noche, motos en contramano, mugre, barrullo, gritos y hasta peleas, son tan solo algunas de las situaciones que deben soportar cuando cada domingo a las 9 de la noche, comienza a llegar la gente al predio. “No tiene acústica, no tiene estacionamiento, no tiene nada el galpón ese y más por la zona en donde está. No cumple con los requisitos que tiene que tener,” consideró la vecina.  

Por la situación, decidió presentar un expediente con la firma de todos los vecinos en la Subsecretaría de Control Comercial, que aún descansa en mesa de entrada. “Supuestamente iban a hacer el control, a medir los decibeles y no vinieron, ni siquiera hicieron el ambiental correspondiente,” afirmó finalmente a este medio.

 

 

Te puede interesar