Una niña manipulaba un arma y se disparó en la cabeza

Nacional 13 de febrero de 2018
El confuso hecho fue protagonizado por una menor de 12 años y la policía decidió aprehender a sus dos hermanos, de 17 y 19 años. Se encuentra hospitalizada y su estado es delicado.
2018021309104150a43dd8209a90106503ecaeec916ec5
- imagen ilustrativa

Una nena de 12 años ingresó en grave estado al hospital Teodoro Schestakow de San Rafael, en Mendoza, luego de recibir un disparo en la cabeza, en una situación que por estas horas intenta ser esclarecida por los investigadores del caso. Todo ocurrió en una vivienda del barrio Isla Río Diamante, cuando al parecer la menor se encontraba manipulando el arma y accidentalmente se disparó en la cabeza.

Tras un allanamiento en la vivienda familiar, la Policía secuestró un revólver y decidió aprehender a dos hermanos de la víctima, de 17 y 19 años. Un vecino fue quien alertó a los efectivos de la situación, quien no sólo notificaba que la chica había sido herido, sino también que era trasladada de urgencia en un vehículo particular. Minutos después, los profesionales médicos pudieron constatar que la víctima presentaba herida de arma de fuego y que el proyectil quedó alojado en parietal izquierdo.

Si bien las primeras averiguaciones indican que el disparo se produjo de manera accidental, autoridades judiciales no descartan que algún familiar de la víctima haya efectuado el mismo, por lo que es materia de investigación las circunstancias del hecho. 
 
Al ser consultados sobre las primeras tareas en el lugar, los policías detallaron que se encontraron con un muchacho que se negaba a entregar el arma con la que se había producido el disparo por lo que se realizó un allanamiento una hora después. El revólver calibre 22 largo de 8 alveolos con un cartucho en su tambor fue secuestrado y es peritado por Policía Científica.
 
Los hermanos de la víctima fueron detenidos y alojados en la Comisaría del Menor mientras se realiza la averiguación de los hechos. La niña, por su parte, permanece internada en la Unidad de Terapia Intensiva pediátrica con asistencia respiratoria mecánica y coma inducido, luego de haber sido intervenida para extraer la bala alojada en su cerebro. Su estado de salud es delicado.

Te puede interesar